Plan Estratégico

Endesa recortará el dividendo a partir de 2021 para aumentar inversiones

La eléctrica prevé que el beneficio neto sea de 1.900 millones de euros en 2022

Endesa recortará el dividendo a partir de 2021 para aumentar inversiones Pulsar para ampliar el gráfico

Endesa espera ganar 6.900 millones de euros en el periodo 2019-2022, año este último en el que rebajará el porcentaje del beneficio que destina a dividendo, que será de un 70%, después de reducirlo ya para 2021 al 80% desde el 100% que si mantendrá en 2019 y 2020.

La compañía reduce así de nuevo el porcentaje del beneficio destinado a dividendo para hacer frente a las inversiones en renovables, redes y digitalización que está acometiendo dentro del proceso de transición energética y que será den 7.700 millones de euros para todo el período. Endesa, participada en un 70% por el grupo italiano Enel, ha publicado este miércoles en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la revisión de su plan estratégico para el cuatrienio 2019-2022, un día después de que lo hiciera el grupo italiano.

Tras las reducciones del porcentaje destinado a dividendo en 2021 y 2022, y teniendo en cuenta las previsiones de beneficio para el periodo, la cantidad que Endesa destinará a retribuir a sus accionistas se prevé que sea en total en el periodo de 5.970 millones de euros.

Aprovechando la actualización del plan estratégico, la eléctrica aprovecha para comunicar la fecha del próximo dividendo cuyo importe es 0,70 euros brutos por acción. La fecha de pago será el próximo  2 de enero, tal y como aprobó el consejo de administración de la eléctrica. Este pago se realizará con cargo a los resultados del ejercicio 2019, tal y como la eléctrica ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según la actualización del plan de Endesa, en el periodo 2019-2022 el beneficio neto ordinario experimentará un crecimiento del 27%, hasta alcanzar los 1.900 millones de euros en 2022, lo que supone unos 400 millones más que en la previsión para el 2018-2021 y un crecimiento promedio anual del 8%.

Las estimaciones son que la compañía cierre 2019 con un beneficio neto ordinario de en torno a 1.500 millones de euros, de 1.700 millones en 2020, de 1.800 millones en 2021 y de 1.900 millones en 2022. En cuanto al Ebitda, la previsión de la eléctrica apunta a 3.700 millones de euros para 2019; 3.900 millones para 2020; 4.100 millones en 2021 y 4.300 millones de euros en 2022.

En el periodo 2019-2022, la inversión neta acumulada crece un 20,3%, lo que supone 1.300 millones más que en la revisión del plan para 2018-2021, y alcanza los 7.700 millones de euros, frente a los 6.400 millones previstos en el cuatrienio 2018-2021. Por años, las inversiones previstas son de 1.900 millones en 2019, 1.600 millones en 2020, 2.000 millones en 2021 y 2.200 millones en 2022. 

Del total de 7.700 millones para inversiones previstas entre 2019 y 2022, 3.800 millones de euros -casi la mitad-, serán para renovables y más de una cuarta parte, 2.000 millones de euros, para redes, en las que las inversiones crecen un 11% respecto a la revisión 2018-2021 del
plan. 

En las redes, un 50% de la inversión (1.100 millones) serán para digitalización con el objetivo de promover eficiencias. La inversión en Endesa X -la marca que concentra loa negocios de movilidad eléctrica y nuevos servicios a consumidores- será de 200 millones.

En cuanto a las inversiones netas destinadas a digitalización, ascienden en total a 1.300 millones de euros, de las que 1.100 millones -el 81%- serán para redes; mientras que a Endesa X se destina un 5%.

Por otra parte, Endesa confirma también la aceleración en este periodo de la eliminación del carbón de su 'mix' de generación, que dejará así de tener presencia en 2022, dentro de los objetivos de descarbonización a 2050.

El grupo pondrá así fin a sus más de cuatro gigavatios (GW) de presencia en su 'mix' del carbón con el cierre ya solicitado de Compostilla (León) y Andorra (Teruel) y no alargando más allá de 2022 la vida de Litoral (Almería) y As Pontes (A Coruña).

Ello llevará a un vuelco en el 'mix' de la compañía, que pasará de una capacidad a 2019 de 19 GW a 17,3 GW en 2022, con un importante crecimiento de las renovables como sustitución a la salida del carbón.




Normas
Entra en El País para participar