Energía

Endesa invertirá 6.300 millones en España hasta 2022, un 14% más

La compañía italiana prevé que Endesa suba su ebitda un 13,5% de aquí al final de su plan estratégico

Francesco Starace, consejero delegado y director general de Enel.
Francesco Starace, consejero delegado y director general de Enel.

La compañía eléctrica italiana Enel, propietaria al 70% de la española Endesa, ha anunciado durante la presentación de su plan estratégico 2020-2022 en Milán que la inversión en la Península Ibérica será de 6.300 millones de euros, lo que supone un aumento del 14% (800 millones) respecto al plan anterior. El grupo italiano estima, además, que el ebitda de Endesa (que dará detalles de su plan mañana) será de 3.700 millones en 2019; 3.800 millones en 2020; 4.000 millones en 2021; y 4.200 millones en 2022.

De esta forma, la firma italiana destinará en España el 22% de la inversión bruta total del grupo en el periodo, que asciende a 28.700 millones (un 11% más). En concreto, de los 6.300 millones previstos, Endesa destinará 3.500 millones al desarrollo de activos, 1.800 millones a la gestión de activos y 900 millones a clientes.

Según detalló el consejero delegado y director general de Enel, Francesco Starace, la hoja de ruta de la compañía está enfocada a liderar la transición hacia las energías renovables. De esta forma, el 47% de la inversión bruta del grupo (12.500 millones de euros) irá destinada directamente a renovables, de los que 11.500 millones servirán para aumentar la capacidad instalada, que se elevará en 14,1 GW, hasta alcanzar los 60 GW en 2022.

Para España y Portugal, Enel prevé que Endesa aumente su capacidad renovable instalada en 2,8 GW, hasta los 10,2 GW lo que supone un 38% más de la que posee en 2019 (7,4GW). Endesa ya había anunciado el cierre de sus centrales de carbón (para el próximo año prepara el cierre de las plantas de As Pontes, en A Coruña; Litoral, en Almería; Compostilla, en León; y de Andorra, en Teruel) y, según detalla el plan, la capacidad instalada de carbón se reducirá de los 5,1 GW actuales a 2,8 GW en 2020 y 0,2 GW en 2021.

“Nuestro nuevo plan prevé mayores inversiones que el anterior que están directamente conectadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. 2019 ha significado un giro en las dinámicas de transformación y esperamos una aceleración de las tendencias de descarbonización y electrificación en los próximos años. Enel acelerará la descarbonización de su mix de generación mediante inversiones significativas en el crecimiento de renovables y la progresiva reducción de la generación térmica”, ha expresado Starace.

Enel tiene previsto alcanzar una descarbonización total de su mix de generación en el año 2050 y para ello el plan hasta 2022 destinará 14.400 millones de euros, el 50% de su inversión total. Según las estimaciones del grupo, las inversiones en descarbonización contribuirán con 1.400 millones al ebitda del grupo durante el periodo que dure el plan.

El nuevo plan estratégico de la compañía prevé un aumento de su resultado neto en torno al 8,3% hasta los 6.100 millones de euros en 2022 (un 27% más frente a los 4.800 millones recogidos en el plan anterior).

Por otro lado, Enel presentó también los planes de remuneración al accionista en los que mantiene un pay out (porcentaje de beneficio destinado a dividendo) del 70%. Así, la firma italiana distribuirá un dividendo mínimo por acción de 0,35 en 2020, 0,37 euros por título en 2021 y 0,4 euros por acción en 2022.

“La fortaleza de este plan estratégico nos permite confirmar el objetivo de beneficio neto para 2020 e incrementar el objetivo para 2021 respecto al plan anterior y también elevar las estimaciones del ebitda y beneficios de 2022. Además, podemos confirmar la política de reparto mínimo de dividendo para los próximos tres años, revisando los objetivos para 2020 y 2021 y elevando el dividendo de 2022 hasta los 40 céntimos de euro, como mínimo”, ha concluido Starace.

Normas
Entra en El País para participar