Mercados

Las gestoras descartan una recesión en EE UU en los próximos meses

Invitan a la cautela pendientes del acuerdo comercial con China

El presidente de EE UU, Donald Trump.
El presidente de EE UU, Donald Trump. AP

La economía estadounidense está desacelerándose, pero de ahí a que la recesión sea inminente es algo que todavía parece lejano para muchas gestoras. Una de las defensoras de esta idea es Robeco, que en su informe anual de perspectivas señala que “el ciclo económico global probablemente se prolongará un poco más en 2020” y más ahora que se vislumbran los primeros signos de mejora de los PMI manufactureros y que las condiciones de los mercados financieros siguen siendo favorables. La principal razón que justifica esta mejora es la continuidad de las políticas monetarias flexibles de los bancos centrales. Además, en el caso de EE UU el consumo, el empleo y el sector servicios continúan siendo sólidos.

A pesar de este optimismo, desde Robeco señalan que si bien no esperan un acuerdo integral entre EE UU y China para poner fin a la guerra comercial, cualquier “versión parcial del mismo bastará para restablecer parte de la confianza de las empresas y sus inversiones en el mercado de capitales”.

Algo más pesimistas se muestran desde Pimco. La gestora afirma que aunque la fase uno del acuerdo se apruebe este año, las negociaciones de la fase dos serán “mucho más controvertidas”. “El conflicto subyacente entre EE UU y China por la hegemonía mundial no se va a resolver con un acuerdo comercial, sino que probablemente condicionará la geopolítica en las próximas décadas”, remarcan. Joachim Fels, asesor económico global de la firma, reconoce su preocupación sobre el hecho de que la economía estadounidense continúa desacelerándose. El experto apunta que si bien la Fed ha bajado los tipos tres veces este año, la política monetaria sigue siendo restrictiva y podría frustrar las esperanzas de recuperación del crecimiento.

Jeff Schulze, director de estrategia de ClearBridge, filial de renta variable EE UU de Legg Mason, se muestra cauto pero cree que las probabilidades de una recesión en la primera economía del mundo son remotas. El único acontecimiento que podría poner en jaque este escenario sería la guerra comercial. El experto confía en que se alcance una tregua preferiblemente antes de que concluya el año porque si no habrá que esperar a 2021 ya con la nueva administración al frente del país. Si aun así, no se alcanza un entendimiento convincente, se abriría la puerta a la recesión. 

Schulze afirma, que si bien a día de hoy es complicado pronosticar si Trump revalidará el mandato, desde 1956 si no ha habido una recesión en los dos años anteriores a las elecciones el presidente ha repetido en el cargo. En el entorno actual, el experto apuesta por las cotizadas de crecimiento con una preferencia por los sectores defensivos a corto plazo o el sector de las tecnologías de la información a más largo plazo.

El peor escenario para Robeco, idea que no contemplan, pero que no descartan del todo, sería una caída de las Bolsas superior al 20%. "En este escenario alternativo, EE UU  se vería irremediablemente abocado a la recesión [..] el sector manufacturero no se recuperaría, sino que lastraría por contagio a otros sectores", remarcan.

Normas