Respuesta vinculante al autónomo que desea deducir un coche en renting

Cada vez son más los empresarios que apuestan por esta opción de movilidad.

deducir autónomos coche renting

Un autónomo puede valorar la posibilidad de utilizar un vehículo para su actividad profesional, bajo la modalidad de renting. ¿En qué medida permite Hacienda incluir este concepto como gasto de la actividad? ¿Cómo debería deducirse, si se puede, en las declaraciones de IRPF e IVA del autónomo? Estas dudas han sido planteadas por un asesor financiero a la Dirección General de Tributos (DGT), pues considera que el vehículo es necesario para el desarrollo de su actividad profesional (asesoramiento a grandes patrimonios). Esta es la respuesta de Tributos.

¿Deducción en el IRPF? No es posible

La DGT aclara en la consulta vinculante V1915-19, que la reducción sobre el IRPF no es posible, salvo que el vehículo se utilice de manera exclusiva para tu actividad económica. Es decir, según se especifica en la resolución, si se realiza algún desplazamiento de uso particular y se intenta deducir como gasto en las declaraciones de este impuesto, se estaría cometiendo una irregularidad.

¿Qué ocurre con el IVA derivado del renting del vehículo?

Desde el punto de vista del IVA, la situación es algo distinta. Al igual que en el impuesto anterior, la Ley establece la necesidad de una afectación directa y exclusiva. Sin embargo, si se trata de un bien de inversión, se permitirá una afectación parcial. Si se trata de un turismo, habrá que demostrar esa afectación parcial, estableciéndose por defecto un grado general del 50%. El autónomo podrá acreditar una mayor o menor aplicación de este bien a su negocio. Y, en este caso, sí se admitirá la deducción de las cuotas de IVA soportadas, en el porcentaje que sea posible demostrar ante Hacienda.

Cifras de renting en España

En España, las empresas y los autónomos abarcan el 90% del mercado del renting, con más de 637.000 unidades en el último mes, según la Asociación Española de Renting (AER).

Estas cifras se traducen en un 14% de incremento con respecto a 2018. Un crecimiento que va en detrimento de la venta de vehículos. Entre los sectores que más han recurrido al renting se hallan la industria química y la industria farmacéutica, así como el comercio al por mayor, el transporte o el almacenamiento.

Normas