Amgen se mete 2.700 millones de arriesgada medicina china

Promete un rápido acceso al mercado chino de fármacos anticáncer en un momento crítico

Oficina de Amgen en San Francisco (California, EE UU).
Oficina de Amgen en San Francisco (California, EE UU).

Amgen va a pagar unos 2.700 millones de dólares por un 20,5% de la biotecnológica china BeiGene. Tener una participación minoritaria en una firma que no es rentable y que acaba de sufrir ataques bajistas es difícil de tragar, pero promete un rápido acceso al mercado chino de fármacos anticáncer en un momento crítico.

La oferta en efectivo de 174,85 dólares por acción de BeiGene supone una prima del 36% sobre el precio de ponderado por volumen a 30 días. Los inversores tienen razones para cuestionarla. Las pérdidas netas de Beigene crecieron a 700 millones de dólares en 2018, frente a los 100 millones de 2017. Aunque no es raro para una nueva tecnología, no es la única preocupación. En septiembre, el bajista J Capital sugirió que estaba inflando las ventas. La dirección emitió una refutación convincente, pero las acusaciones desconciertan en un sector que ha vivido fraudes en el pasado.

Aún así, puede salir bien. Las participaciones minoritarias no son raras en las alianzas de farmacéuticas. Celgene compró una participación en BeiGene en 2017 cuando acordaron colaborar. Esta relación también tiene una clara razón de ser. BeiGene comercializará tres fármacos oncológicos Amgen en China, y ambas también colaborarán en el desarrollo de la cartera de oncología de Amgen. Jefferies calcula que sus fármacos podrían alcanzar los 1.000 millones en ventas acumuladas en cinco años a medida que crezca la demanda. Los casos de cáncer están aumentando un 4% al año en el país.

El momento elegido también es importante. Los rivales internacionales, como AstraZeneca, ya están entrando en el mercado. Y las biotecnológicas locales se benefician del apoyo del Gobierno.

Amgen puede permitirse riesgos: su flujo de caja libre fue de más de 10.000 millones el año pasado. Las acciones de BeiGene están justo por debajo de donde estaban cuando atacaron los bajistas; eso puede haber ayudado a Amgen a negociar un mejor precio. Incluso si el riesgo deja a algunos inversores un poco mareados, el acuerdo mantiene la esperanza de un rendimiento saludable.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías