Hyundai es el tapado en la carrera del coche sin conductor

A pesar de que empieza tarde, sus bien elegidos socios y el apoyo de Seúl le dan una oportunidad

Coche deportivo Hyundai Veloster N.
Coche deportivo Hyundai Veloster N.

Hyundai acaba de presentar unos audaces planes para invertir en vehículos autónomos y otros sistemas relacionados. A pesar de que empieza tarde, sus bien elegidos socios y el apoyo de Seúl le dan una oportunidad de luchar.

Waymo, de Alphabet, y GM Cruise, respaldados por el Vision Fund de SoftBank, ya registraron más de 25.000 kilómetros de paseos sin manos el año pasado, según un informe del gobierno de California. Ponerse al día no será fácil. Hyundai Motor Group dijo la semana pasada que destinaría unos 35.000 millones de dólares al desarrollo de nuevas tecnologías hasta 2025. Planea de forma optimista ofrecer sistemas de conducción totalmente autónomos a las flotas de taxis y a los fabricantes de coches rivales en tres años.

Hay un escepticismo comprensible. Las acciones de Hyundai Motor Co apenas se movieron después del anuncio. La compañía, que debe anunciar hoy resultados trimestrales, ya lidia con lcostosas retiradas de productos y escasas ventas en su mercado más grande, China. También tiene un pobre historial en descubrimientos: en 2018 gastó menos del 3% de sus ingresos en I+D, frente a casi el 7% de VW.

Hyundai está reclutando astutamente ayuda externa. Acaba de anunciar una inversión de 1.600 millones de dólares –la mayor del grupo en el extranjero– en una joint venture con Aptiv, proveedor de piezas y pionero en la fabricación de coches autónomos. Más cerca de casa, hay potencial para cooperar con sus pares locales. Una posibilidad es Samsung, que también está desarrollando comunicaciones inalámbricas y software de próxima generación.

El estatus de abanderado nacional también debería ayudar a Hyundai. El Gobierno se ha comprometido a proporcionar sistemas e infraestructura para apoyar a los coches totalmente autónomos para 2024. Ofrece toda una ciudad para pruebas, y la red móvil del país es una de las más robustas del mundo.

Además, Hyundai tiene el tiempo de su lado. La tecnología sin conductor es lo suficientemente nueva como para que nadie pueda atribuirse una ventaja decisiva. Hay sitio para un tapado.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías