Política

Volkswagen deja en el aire su nueva fábrica en Turquía

EE UU insta a un inmediato alto el fuego en Siria y sanciona a Turquía

Vehículos de la marca VW.
Vehículos de la marca VW. REUTERS

El grupo alemán Volkswagen ha decidido posponer la decisión final sobre la localización de su nueva fábrica en Turquía, según informó un portavoz de la compañía, que señaló que la empresa está analizando la situación actual en el país.

"Estamos monitorizando de forma cautelosa la actual situación y miramos con preocupación a los desarrollos actuales", explicaron desde la compañía, en relación con la operación militar realizada por Turquía en Siria.

A principios de este mes, la corporación automovilística creó una nueva filial en la provincia de Manisa en Turquía, al tiempo que anunciaba que se encontraba en las últimas fases de negociación y que todavía no había tomado una decisión final sobre la planta.

El pasado domingo, la canciller alemana, Angela Merkel, confirmó que había mantenido una conversación con el presidente turco, Tayyip Erdogan, en la que le aseguró que esta ofensiva militar debía parar ante el riesgo de generar una crisis humanitaria.

Ante esta operación, los países miembros de la Unión Europea acordaron limitar las exportaciones de armamento a Turquía, mientras que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció sanciones a dicho país.

Sanciones a Turquía

Esta decisión de VW llega después de que el presidente Donald Trump anunciara ayer lunes que impondrá aranceles al acero procedente de Turquía en castigo por sus “acciones desestabilizadoras en el noreste de Siria”. Además, autorizará  sanciones a tres altos funcionarios turcos y al aumento de los aranceles sobre el acero en respuesta a la operación militar lanzada por Ankara la semana pasada.

El Vicepresidente Mike Pence, en conversaciones con la prensa, dijo que encabezaría una delegación a Turquía en un esfuerzo por detener el avance militar. Pence dijo que los EE UU querían que ambas partes negociaran una paz a largo plazo, pero no pidió que Turquía se retirara de Siria, informa Bloomberg.

"El presidente Trump dejó muy claro que los Estados Unidos va a seguir tomando medidas contra la economía de Turquía hasta que "pongan fin a la violencia", dijo Pence. "Queremos un alto el fuego inmediato y queremos comenzar las negociaciones entre Turquía y las fuerzas de defensa sirias".

Trump, que firmó una orden ejecutiva imponiendo las sanciones el lunes, habló con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. a primera hora del día, dijo Pence. El anuncio es un esfuerzo para contener el daño causado por la decisión de Trump de mantenerse al margen si Turquía entraba al norte Siria, esencialmente dando luz verde a Erdogan para que lleve a cabo el operación. Erdogan dice que la ofensiva es necesaria para hacer retroceder a militantes kurdos y refugiados de reasentamiento, pero el rápido avance en Siria ha suscitado la condena internacional y las acusaciones de los crímenes de guerra.

"Los aranceles al acero se incrementarán hasta un 50%, el nivel anterior a la reducción en mayo. Estados Unidos también detendrá inmediatamente las negociaciones con respecto a un acuerdo comercial de 100.000 millones (de dólares) con Turquía", dijo Trump en un comunicado.

El año pasado, Trump aumentó los aranceles sobre las importaciones turcas y luego los cortó en mayo al 25%. A pesar de esa reducción, las importaciones de Turquía a los EE UU no se han recuperado. Las importaciones estadounidenses del acero turco alcanzó las 12.749 toneladas métricas en agosto, un 88% menos del mismo mes hace un año, según datos de la Oficina del Censo. Turquía representó el 1,1% de todas las importaciones de acero de EE UU hasta el momento.

Normas
Entra en El País para participar