Naturgy y Sonatrach compran a Mubadala su 42% en Medgaz

La española alcanzará una participación del 49%

Instalaciones de Medgaz en Almería.
Instalaciones de Medgaz en Almería.

Naturgy y Sonatrach han llegado a un acuerdo con Mubadala para la adquisición del 42,09% de la participación que posee la propietaria de Cepsa en Medgaz, el gasoducto que conecta los yacimientos argelinos con la red española. La operación se ha cerrado en unos 550 millones de euros.

Con la compra, Naturgy pasa de ser un socio muy minoritario en esta infraestructura (tenía el 14,95%) a poseer el 49%, como adelantó Cinco Días hace dos semanas. La mayoría del gasoducto, en todo caso, pasará a estar en manos de la petrolera estatal argelina, Sonatrach, que ha adquirido el 8% restante. Ambas empresas firmarán y un acuerdo de accionistas que les otorga el control conjunto del gasoducto. La empresa presidida por Francisco Reynés señala que su participación en el gasoducto ha pasado de financiera a estratégica.

En concreto, Naturgy adquirirá el 34,05% de Medgaz por 445 millones de euros a través de una sociedad instrumental (SPV). La energética, de hecho, ya señala en el hecho relevante remitido a la CNMV que puede dar entrada a un socio financiero, reduciendo así la contribución de capital de Naturgy. El SPV se financiará, además, con un préstamo de 260 millones de euros.

La venta estaba pendiente desde que el fondo de capital riesgo Carlyle pactase la compra de un 40% de Cepsa en abril del año pasado. Ya en la frustrada OPV de Cepsa se contemplaba la venta de la participación en Medgaz, y posteriormente Carlyle pactó su entrada en la petrolera excluyendo el gasoducto de la compra, que se cerrará a finales de este año. Cinco Días adelantó en abril el inicio de las negociaciones con Naturgy. Aunque Naturgy tenía derecho de tanteo sobre el 42% de Cepsa, la intención era no superar el peso de Sonatrach en el capital. Además, Mubadala se comprometió con el Ministerio para la Transición Ecológica a no vender a Carlyle un paquete de Cepsa que tiene la consideración legal de estratégico.

Después de anunciar la operación, Francisco Reynés ha detallado que Naturgy tiene un acuerdo de accionistas para garantizar el control conjunto con Sonatrach por el cual la toma de decisiones y el derecho de voto están repartidos por igual, de forma que ninguno de los dos socios pueda tomar una decisión que el otro no quiera. Del mismo modo, ha asegurado que se está valorando la entrada de un socio, en todo caso financiero, pero descarta que sea industrial, ya que el el socio industrial es la propia Naturgy.

La transacción valora el 100% del capital de Medgaz en 1.300 millones de euros con un valor de empresa (incluyendo deuda) de 1.900 millones de euros, equivalente a 6,9 veces el resultado bruto de explotación (Ebitda) esperado en 2021. Este incluye la previsión de aumento de capacidad en un 25%, que supondrá inversiones por 67 millones de euros. Se espera que Medgaz distribuya dividendos por encima de los 130 millones de euros anuales a partir de 2021.

Para culminar la operación, fuentes de Naturgy señalaron que tiene que pasar las autorizaciones correspondientes, que se prolongarán por un periodo hasta finales de marzo de 2020. En concreto deben aprobarse los trámites regulatorios en España y la Unión Europea ya que "es una operación que tiene implicaciones de suministro no solo para España y además son procedentes de un país fuera de la UE". 

"En su conjunto es una operación muy atractiva para Naturgy, tanto por tratarse de un activo de infraestructuras estratégico, donde incrementamos nuestra posición de control notablemente, como por los términos financieros alcanzados en el acuerdo, que suponen un precio atractivo para unos dividendos estables y predecibles a largo plazo que cumplen con nuestros criterios de generación de valor para el accionista", ha señalado el presidente de Naturgy, Francisco Reynés. "Es una buena noticia para España y no solo para nosotros como compañía, que el control quede en manos de una compañía española como Naturgy", añadió. 

De acuerdo con el comunicado de la empresa, la operación es consistente con el Plan Estratégico 2018-2022, "que se centra en inversiones que generen valor para el accionista, con flujos de caja estables, predecibles y de bajo riesgo". De hecho, el 100% de la capacidad del gasoducto ya está contratada con acuerdos hasta 2031. Se espera que el cierre de la operación materialice antes de finales de marzo de 2020, sujeta al cumplimiento de ciertas condiciones y aprobaciones.

Normas
Entra en El País para participar