Financiación

El fondo Brookfield negocia refinanciar los 380 millones de deuda de Saeta Yield

El fondo busca ampliar su crédito por encima de los 500 millones; BBVA, Sabadell, CaixaBank, BNP y Natixis formarán el sindicato

Parque eólico en España.
Parque eólico en España.

El boom de las energías renovables se expande también al sector bancario. El fondo canadiense Brookfield –dueño de la antigua yieldco de ACS, Saeta Yield– ha abierto las negociaciones con la banca para refinanciar la deuda de la compañía, según indican fuentes financieras a CincoDías. Su objetivo es elevar el montante de los créditos y reducir el número de entidades presentes en el sindicato.

Cuando el gigante del capital riesgo se hizo con la compañía de renovables a través de una opa en 2017, asumió buena parte de su deuda. En concreto, un crédito por 383 millones en dos tramos y con vencimiento en julio de 2028, según Bloomberg. El préstamo fue coordinado por ING y entre las entidades aseguradoras figuran BBVA, Santander, Bankia, el ICO, CaixaBank, Natixis y Sabadell.

Saeta Yield contaba también con un préstamo revolving (línea de crédito) de 120 millones con vencimiento el próximo año, firmada en 2017. Este ya ha desaparecido del balance de Saeta, según fuentes financieras.

El objetivo ahora es mantener en 2028 el vencimiento del nuevo crédito, pero ampliar su importe. Las conversaciones entre la banca y la compañía, aún en fase inicial, elevan el importe del crédito hasta superar los 500 millones. Brookfield –que recientemente acaba de firmar la compra del 50% de X-Elio a los Riberas y donde comparte presencia con KKR– quiere tener su participada lista para abordar las oportunidades de crecimiento que surjan en un mercado en plena ebullición.

‘Boom’ por las renovables

Operaciones. La refinanciación de Saeta Yield será la penúltima de una larga lista de operaciones corporativas en el mercado de renovables que ha visto el mercado español. El propio Brookfield se ha hecho con el 50% de X-Elio, en cuyo capital permanece KKR. Cerberus ha conseguido desprenderse de Renovalia, así como Oaktree ha hecho lo propio con Eolia, que ha acabado en manos del fondo de pensiones de Alberta. Actualmente, JP Morgan busca un comprador para Fotowatio y los Riberas sondean desprenderse de su otra pata en energía renovable tras la venta de X-Elio, Elawan.

Otro de los objetivos es acotar el número de bancos que integran el sindicato de prestatarios. Actualmente, Brookfield negocia con BBVA, Sabadell, CaixaBank, Natixis y BNP Paribas, si bien las fuentes consultadas abren la puerta a que alguna entidad más se sume a la operación según avancen las negociaciones. Una portavoz de Brookfield ha declinado hacer comentarios sobre esta información.

Tampoco es baladí la posibilidad de aprovechar la prórroga de los tipos cero y de la rentabilidad de la deuda en negativo para abaratar el coste de la deuda. La actual financiación de la matriz de Saeta suma 383 millones, según Bloomberg. También cuenta con una gran cantidad de créditos ligados a proyectos, que elevan la deuda del grupo a los 2.600 millones de euros.

Cuando Saeta Yield rubricó el préstamo de la matriz en 2007, la financiación verde aún estaba en pañales. Hoy, bancos e inversores se lanzan a este tipo de préstamos, presionados por las nuevas tendencias globales. Los principales bancos de inversión coinciden en señalar que el apetito de los inversores por este tipo de créditos es tal que las empresas que los suscriben ven claros efectos sobre el coste de la deuda. El apetito por la deuda verde no se limita solo a los préstamos, sino que es en el mercado de bonos donde goza de un mayor reclamo. Solo en lo que va de año BBVA, Santander, Iberdrola y Telefónica han emitido bonos cuya financiación se dedicará a proyectos sostenibles.

Normas