Los nuevos purificadores Dyson también liberan de partículas cancerígenas

Los nuevos purificadores Dyson también liberan de partículas cancerígenas

El formaldehído es considerado una partícula peligrosa.

Dyson ha presentado una nueva gama de purificadores Pure que mantienen sus prestaciones a la hora de renovar el aire de las habitaciones donde los instalamos, además de acabar con algunos de los contaminantes que más nos molestan y que causan irritación en la garganta o tos. Ahora, además, los nuevos dispositivos Cryptomic van un paso más allá liberando el ambiente de partículas consideradas potencialmente cancerígenas.

Además de ese gran logro, estos Dyson Pure Cryptomic mantienen muchas de las características de la gama de 2018, como esa tecnología de ventilador "sin cuchillas" Air Multiplier, que permite una oscilación de 350 grados, temporizadores, modo oscuro o un ángulo de inclinación de 45 grados para alcanzar a todos los lugares de la estancia donde lo tenemos en funcionamiento.

El formaldehído, en el centro de todo

Se trata de los nuevos Dyson Pure Cryptomic que vienen con una función añadida: son capaces de atrapar y transformar las partículas de formaldehído. Este compuesto es considerado, desde hace cinco años, como un agente potencialmente cancerígeno y que se ha venido utilizando en muchos productos que tenemos habitualmente en nuestros hogares, como champús (Johnson's tuvo que cambiar las fórmulas de sus productos para bebés), pinturas, etc.

Nuevos dispositivos Dyson.
Nuevos dispositivos Dyson.

Ahora, estos nuevos Dyson Pure Cryptomic atacan a esas partículas y no se limitan a quitarlas del aire que respiramos, sino que las transforman en dos elementos como son CO2 y agua. De esta manera, el propio dispositivo no retiene ninguna partícula peligrosa en sus filtros y no son necesarias operaciones por parte de los usuarios.

Proceso de transformación del formaldehído en CO2 y agua.
Proceso de transformación del formaldehído en CO2 y agua.

La tecnología Cryptomic que usan estos Dyson Pure se sirve del mineral Cryptomelano como catalizador para llevar a cabo la reacción química necesaria, por lo que el nuevo filtro que instalan nunca tiene que ser reemplazado, por lo que el fabricante ha decidido integrarlo dentro de la propia placa en la base de los purificadores.

En total, se trata de cuatro dispositivos que estarán disponible próximamente en las tiendas aunque llegarán primero a EE.UU. De momento, no hay noticias para el mercado español y su precio al otro lado del Atlántico oscilará entre los 649,99 (595 euros aprox.) dólares del modelo Cool y los 749,99 (688 euros aprox.) de los Pure Hot y Pure Hot Cool.

Normas