Opel España triplica beneficios hasta los 112 millones en su primer año completo en PSA

Aumenta sus exportaciones a Europa en 620 millones. La producción de la factoría de Zaragoza se incrementó un 17%

Entrada de la factoría de Opel en Figueruelas.
Entrada de la factoría de Opel en Figueruelas.

Los frutos de la compra de Opel por parte del grupo francés PSA (que adquirió la marca a General Motors en 2017) se han notado en los resultados que ha presentado la filial de la firma alemana en España. La compañía obtuvo el año pasado un beneficio de 111,9 millones en el país, lo que supone más que triplicar el resultado alcanzado durante el ejercicio precedente, cuando Opel España ganó 33,5 millones.

Desde la compañía aseguraron a CincoDías que la “importante mejora se debió principalmente a que gracias a formar parte del grupo PSA, se adjudicaron modelos a la planta de Figueruelas (Zaragoza) que han tenido una buena demanda en el mercado”, como el Citroën C3 Aircross, el único coche que no es de Opel que se ensambla en la factoría zaragozana. Esta fábrica incrementó su producción en 2018 un 17%, con un total de 448.000 unidades frente a las 382.000 del ejercicio anterior. “Dicho incremento se debe principalmente a la plena producción durante el ejercicio 2018 de los modelos Crossland X y Citroën C3 Aircross, cuya fabricación se inició en abril de 2017 y agosto de 2017, respectivamente”, explica Opel España en sus resultados.

El importe neto de la cifra de negocios de la filial de Opel en España aumentó en 576,4 millones de euros, hasta los 5.182 millones, una subida del 12,5% respecto el año anterior. Por mercados, destaca que Opel España incrementó sus exportaciones a Europa en 620 millones de euros, un 18,8% más que en 2017. A su vez, las comercializaciones en España disminuyeron en 43 millones.

Esta gran mejora del negocio en España es un reflejo de los resultados de Opel en el resto del mundo. En 2018, su primer ejercicio completo como marca del grupo PSA, la firma alemana obtuvo un beneficio operativo de 859 millones de euros, frente a los 179 millones de pérdidas de 2017. “Opel ha puesto las bases para un futuro sostenible con el plan Pace! y tiene la voluntad de liberar todo su potencial. Entramos ahora en la segunda fase del plan Push to Pass con confianza, en un contexto de vientos en contra todavía más fuertes. No hay duda de que nuestro enfoque ágil, centrado en el cliente y socialmente responsable, marcará la pauta en el futuro”, declaró en febrero de este año Carlos Tavares, consejero delegado de PSA, cuando la compañía informó de sus resultados.

Por su parte, Michael Lohscheller, consejero delegado de Opel (que tomó los mandos de la firma cuando la compró PSA), aseguró en abril durante una visita a España que en 2018 la marca consiguió reducir un 27% sus gastos en el mundo y “que esta política continuará durante este año”. El directivo remarcó la importancia de que la firma apueste por la electrificación y señaló que todos los modelos de Opel tendrán una versión electrificada en 2025, como el resto del grupo.

El nuevo Corsa arranca en octubre

En la factoría de Zaragoza. Las versiones de gasolina y de diésel del nuevo Opel Corsa comenzarán a ensamblarse en la planta de Figueruelas el mes que viene. El modelo eléctrico iniciará su producción a principios de 2020. En la fábrica zaragozana, la firma alemana invertirá 250 millones de euros hasta 2021. Parte de ese dinero se destinará a la adaptación necesaria para la producción del Corsa eléctrico. El director general de Opel España, Jorge Tomé, aseguró el viernes en una entrevista con Europa Press que la fábrica “estará a tope” el año que viene con un volumen productivo de 500.000 unidades.

Normas
Entra en El País para participar