Finanzas

La Fed alivia con dinero la tensión en el mercado monetario de EE UU

Inyecta otros 68.000 millones, tras los 53.000 de ayer, y rebaja los tipos, que siguen aún altos

El presidente de la Fed, Jerome Powell
El presidente de la Fed, Jerome Powell REUTERS

Continúa la tensión en el mercado monetario de Estados Unidos. La Reserva Federal ha intervenido por segunda jornada consecutiva inyectando liquidez para contener la subida de los tipos en el mercado de repos. Este mercado, ampliamente utilizado como vía para colocar o buscar financiación en plazos de un día, registró el martes una subida de los tipos de interés hasta el 10%, cuando el objetivo está en un máximo del 2,25%.

Por primera vez en más de una década la Fed subastó 53.000 millones de dólares (47.884 millones de euros) en repos, con el objetivo de facilitar la financiación y contener la subida de los tipos. Algo que consiguió temporalmente, puesto que los tipos volvieron a subir, obligando a la Fed a anunciar otra intervención, para hoy, por 75.000 millones de dólares (68.000 millones de euros). El importe de la operación ya superaba ampliamente a la del martes, pero es que la demanda en esta ocasión se ha disparado hasta los 80.000 millones de dólares.

Tras esta segunda intervención el tipo de interés se ha vuelto a moderar: del entorno del 2,6% al 3% han pasado al 2,3%-2,6%. Estos niveles, con todo siguen por encima del objetivo de la Fed de que los bancos se financien a tipos de entre el 2% y el 2,25%. En la sesión de ayer, la llamada tasa de los fondos federales (la mediana de los tipos de interés a un día en operaciones realizadas por los principales brókeres) quedó en el 2,3%, a pesar de la intervención.

El alza de los tipos significa que en el mercado de dinero (en el que operan los grandes bancos realizando préstamos a muy corto plazo) hay más demanda de fondos que oferta. El mercado de repos funciona cuando una entidad pide dinero a un día depositando como garantía activos seguros, como deuda pública. Al día siguiente los activos vuelven a la entidad prestataria, que a su vez devuelve el dinero.

Los motivos no están aún claros. Los analistas apuntan a los pagos trimestrales de impuestos en Estados Unidos fuerzan a las grandes empresas a conseguir efectivo, y a ello se suman las últimas subastas de bonos soberanos: la semana pasada se vendieron 78.000 millones de dólares en deuda pública, operaciones que se liquidan y pagan esta semana. Con todo, esta situación era ya conocida  por los mercados, por lo que los operadores se deberían haber preparado para ello.

En el trasfondo está hasta qué punto estas cuestiones de carácter más técnico pueden esconder problemas de mayor trascendencia, como la reducción de las reservas de los bancos a medida que la Reserva Federal ha dejado de comprar activos en el mercado. Precisamente hoy se reúne el Comité de Mercado Abierto de la Fed, y en la rueda de prensa Jerome Powell tomará la palabra para explicar las medidas adoptadas o anunciar otras nuevas.

Normas