Calvo avanza que podría ofrecer a Podemos dirigir la CNMV

Podemos rechaza la oferta de gestionar RTVE o el CIS, que dice deben despolitizarse, mientras que ERC avanza que no bloqueará la investidura si hay pacto de izquierdas

 La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.

El PSOE está dispuesto a ceder a Unidas Podemos el control de instituciones como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) o el Defensor del Pueblo a cambio de que la formación morada apoye la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Así lo ha admitido esta mañana en una entrevista concedida a la Cadena SER la vicepresidenta del Ejecutivo en funciones, Carmen Calvo, que dirigirá las negociaciones con el partido de Pablo Iglesias a partir de la tarde de este jueves.

La vicepresidenta ha revelado así cuáles son algunas de las instituciones independientes del Consejo de Ministros que el presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, anticipó el martes que podría ofrecer a Podemos si se aviene a firmar un acuerdo programático sin entrar en el Ejecutivo.

El anuncio, durante la presentación del plan de 370 medidas con acento en lo social que Sánchez hizo el martes, despertó especulaciones sobre la posibilidad de que Podemos acabara dirigiendo la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) -que reclamó gestionar durante la negociación fallida de la investidura de julio- o la Radiotelevisión Española.

Aunque Calvo no ha entrado a valorar estas posibilidades u otras, sí ha admitido que la CNMV, el CIS o el Defensor del Pueblo entran dentro de la lista de instituciones independientes, pero transversales a la labor del Gobierno, que se podrían ofrecer a Podemos.

En todo caso, el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Abalos, ha matizado en Onda Cero que lo que su partido ofrecerá a Podemos es la participación en órganos institucionales, pero no el control de estos, con lo que los cargos concretos sobre la mesa están por ver.

La reacción de Podemos

El líder de la formación morada, Pablo Iglesias, ya expuso el martes que las medidas propuestas por el PSOE "suenan bien" aunque de momento mantiene que su apoyo parlamentario a la investidura de Sánchez sigue requiriendo de la entrada de Podemos en un Gobierno de coalición.

Los socialistas, por su parte, descartan esta opción después del intento frustrado de acuerdo de julio, cuando llegaron a ofrecer a Podemos una vicepresidencia social y los ministerios de Vivienda, Sanidad e Igualdad. Iglesias consideró la propuesta insuficiente, pero mantiene que la aceptaría si se les ceden también las políticas activas de empleo.

Con el ofrecimiento de la gestión de estos organismos independientes, el PSOE dibuja un camino intermedio en el que, siempre sobre la base de un acuerdo programático para la legislatura, cede importantes polos de poder a Podemos sin darles cabida en un Gobierno que consideran que será más eficiente bajo un único signo político.

La CNMV es uno de los principales supervisores de España, el encargado de vigilar la actividad cotizada en los mercados primarios, secundarios y los mecanismos de compensación del parqué, por ejemplo. Está por ver si el ofrecimiento de hoy abre la puerta a negociar el control de otros organismos de supervisión de semejante calado, como pueden ser el Banco de España o Competencia.

El CIS, por su parte, es el organismo encargado de medir el pulso de la opinión pública mediante la realización de encuestas masivas, entre las que tienen especial relevancia aquellas de carácter electoral.

Otra institución que puede resultar atractiva para Podemos, pero que de momento no está sobre la mesa, es la nueva oficina de protección del cliente bancario que ultima el Gobierno para dirimir los conflictos entre los consumidores y las entidades financieras, para el que se baraja un importante abanico de tasas para penalizar a los bancos que más quejas reciban.

La portavoz de Podemos Yolanda Díaz ha rechazado buena parte de estas posibilidades esta mañana, al considerar que se trata de instituciones que deben despolitizarse. "Ayer nos ofrecían cargos que fueran de alta representación del Estado, justamente en esos cargos son los que nosotras pensamos, por ejemplo el CIS o Radiotelevisión Española, son cargos que han de estar especialmente profesionalizados y no politizados", ha declarado.

"Nosotras mañana vamos a ir a esa negociación a trabajar y no nos vamos a levantar de la mesa hasta que seamos capaces de avanzar por nuestro país", ha aseverado en declaraciones a Telecinco la diputada gallega.

Garantías de cumplimiento

Más allá de esta cesión de sillones, el PSOE ha propuesto a Podemos incluir una triple garantía de cumplimiento de los acuerdos programáticos que alcancen creando una oficina, dependiente de Hacienda, que vele por su consecución, y sometiendo el pacto a la revisión de comisiones parlamentarias y de agentes sociales de la sociedad civil.

A falta de ver cómo digieren en Podemos este nuevo ofrecimiento del equipo de Sánchez, los socialistas prevén presentar hoy su batería de medidas al PNV y a ERC, cuyo apoyo y abstención, respectivamente, resultaría determinante en la votación de investidura una vez atado el aval de la formación morada.

ERC facilitará la investidura

Gabriel Rufián, portavoz de ERC, ha adelantado que su formación está dispuesta a no bloquear la investidura siempre y cuando se alcance un pacto de izquierdas que permita formar un Gobierno progresista, lo que abriría la puerta a su abstención, como ya pasó en julio. Entonces advirtió que en septiembre la situación podría complicarse ante la publicación de la sentencia del juicio del procés, por la que el líder de su partido y otros miembros se juegan varios lustros de cárcel. El fallo, sin embargo, parece que no llegará hasta finales de mes o, más previsiblemente, en octubre. 

Rufián ha calificado de “nefasto” que Sánchez haya vetado expresamente la posibilidad de celebrar un referéndum de autodeterminación pero ha dejado claro que su fuerza no impedirá su investidura.

La negociación con Podemos arrancará oficialmente el jueves a las 16.30 horas, cuando los equipos liderados por Calvo y el secretario de organización del partido morado, Pablo Echenique, se reunirán para comenzar a analizar las propuestas y contrapropuestas de ambos grupos.

Solo una vez que se hayan avanzado estas conversaciones se daría paso a una reunión a primer nivel entre Sánchez e Iglesias, lo que previsiblemente tendría lugar la próxima semana. El tiempo apremia, en todo caso, ya que tras la tentativa fallida de formación de Gobierno de julio, las Cortes quedarán disueltas el 23 de septiembre si para entonces la investidura no ha salido adelante.

Normas