Las empresas que están detrás del éxito internacional de Rosalía

Las plataformas digitales son claves en la carrera de la cantante, que no tiene el mismo tirón en la radio

Diez años después de que se presentara al concurso Tú sí que vales, de Telecinco, y fuera rechazada por falta de afinación, Rosalía se convertía este lunes en la primera artista española en conseguir un MTV Video Music Award (VMA), un premio al que ya habían sido nominados anteriormente Alejandro Sanz y Enrique Iglesias. Y lo hizo por partida doble: como mejor videoclip latino por su colaboración con J Balvin en Con altura y como mejor coreografía por la misma canción.

El tema premiado acumula más de 239 millones de escuchas en Spotify y 781 millones de reproducciones en Youtube. Su último lanzamiento, Yo x Ti, Tu x Mi, una colaboración con Ozuna, se colocó directamente en segunda posición en su primera semana en el Top 100 que elabora Promusicae combinando los datos de ventas físicas y escuchas en plataformas de streaming en España. Por el contrario, ninguna de las canciones de la catalana aparecen en el Top 50 de radio musical que difunde la misma asociación. Rosalía, a pesar de dibujarse como un éxito internacional, no suena en la radio. “El contraste entre ambos registros es un reflejo del cambio de paradigma que vive el sistema de distribución musical en el contexto digital”, explica el director del máster en Industria Musical y Estudios Sonoros de la Universidad Carlos III de Madrid, Ignacio Gallego.

Esta nueva estructura, que ha hecho que empresas como Sony e Inditex se fijen en ella, también complica los cálculos a la hora de estimar cuánto ingresa un artista por su trabajo. “Depende mucho de los acuerdos individuales de cada uno con la plataforma, influyen factores como desde dónde se está escuchando, si el espectador decide saltarse o no el anuncio que precede a la canción, los contratos con la discográfica,...”, continúa el experto. Más allá de los ingresos directos por reproducciones en las diferentes plataformas, hoy en día parece imposible triunfar en la industria musical sin el impulso que proporciona Youtube. “Las nuevas canciones se lanzan a la vez que el videoclip porque se busca crear un impacto también a través de lo audiovisual”, justifica Gallego. Un hecho que explica también la brecha entre las escuchas en Spotify y las visualizaciones en Youtube, siempre más altas en esta última.

Un ámbito, el de la imagen, en el que Rosalía se sabe mover muy bien. “Su formación no es solo musical, sino también escénica”, explica Àngels Civit, gerente de la Associació Professional de Representants, Promotors i Mànagers de Catalunya y profesora de canto en la escuela Taller de Músics, donde se formó la cantante. “Estuvo dos años con problemas vocales debido al esfuerzo y los aprovechó para formarse en puesta en escena y baile contemporáneo, lo que le permite moverse en el escenario con esa soltura”, continúa. En este sentido, su hermana, Pilar Vila, quien se ocupa de su imagen, y sus padres, artistas visuales, también son una ayuda fundamental para la cantante, según explica Civit.

El talento de Rosalía es la base de su éxito, aunque es gracias a las nuevas plataformas por lo que se ha convertido en un fenómeno sin precedentes. De hecho, en julio se convirtió en la cantante española más escuchada en Spotify a nivel mundial. “Lo que cambia con ella es que es la primera gran artista española que se hace global en el entono digital. Sin tener éxito local, porque no se puede decir que fuera un éxito de masas, sino que da el salto internacional desde una escena más independiente, aunque de la mano de una compañía como Sony, que no ha seguido una estrategia local sino que la ha lanzado desde su oficina central”, explica Gallego. Ha sido en el último año, precisamente a raíz del cambio de discográfica (antes trabajaba con Universal) y de representante, Rebeca León, que también es la responsable de carreras como la de J Balvin o Juanes, cuando su trayectoria ha pegado un revulsivo.

“Muchas gracias por dejarme actuar y cantar en español. Estoy tan contenta de estar aquí, representando a mi país y mi cultura”, manifestó desde el escenario del Prudential Center de Newark (Nueva Jersey, Estados Unidos) al recoger el galardón. No es para menos, la cantante ha colocado la música española en el panorama internacional. Su éxito Con altura, cuyo videoclip fue producido por Popp Rok, acumula más de 782 millones de visualizaciones en Youtube y se coló entre los 44 favoritos del expresidente estadounidense Barack Obama.

Su caché se desconoce, aunque tanto la cantante como quienes han trabajado con ella señalan que está muy por debajo de los 500.000 euros por concierto que aseguraba el alcalde de Valladolid, Óscar Puente. Lo cierto es que el fenómeno Rosalía trasciende lo musical y va desde las colaboraciones con marcas como Pull&Bear, con quien ha lanzado dos colecciones, al ámbito cinematográfico, donde se estrenó con una aparición en el último filme de Pedro Almodóvar, Dolor y Gloria, y prestando su voz para la banda sonora de la serie de Netflix Paquita Salas.

Normas