Pekín se prepara para un deterioro en las relaciones con Washington

El editor jefe de un tabloide cercano al Partido Comunista advierte a EE UU

Pekín se prepara para un deterioro en las relaciones con Washington
EFE

Pekín se está “preparando seriamente” para un deterioro aún mayor de sus relaciones con Estados Unidos, según indicó el domingo el editor jefe del tabloide chino Global Times, Hu Xijin.

El mensaje de Hu llegó después de las declaraciones de Trump durante el G7 en Biarritz afirmando que tenía dudas sobre la escalada en la guerra comercial con China. Los medios de comunicación lo interpretaron como una señal de que el presidente se arrepentía de haber subido los aranceles.
Momentos después, la jefa de comunicación de Trump, Stephanie Grisham, se apresuró a corregir esa idea alegando que los medios habían malinterpretado el mensaje y que el mandatario se arrepentía de no haber subido aún más los aranceles sobre Pekín.

El pasado viernes, el presidente estadounidense prometió una subida de las tarifas en un 5% sobre productos chinos valorados en 550.000 millones de dólares después de que Pekín anunciara su propio repunte de aranceles hacia productos estadounidenses valorados en 75.000 millones de dólares como respuesta al repunte que ordenó Trump a comienzos de agosto.

“Ignorando las cambiantes declaraciones, nos estamos preparando muy seriamente para un escenario en el que las relaciones entre China y EE UU empeoren aún más, quedando las mismas en una condición mucho peor que la actual”, ha dicho Hu. El Global Times se trata de un tabloide propiedad del Diario del Pueblo, el periódico insignia del Partido Comunista Chino.

El pasado sábado, el Ministerio de Comercio del gigante asiático emitió un duro comunicado acusando a Estados Unidos de “matonismo comercial unilateral” y de poner en riesgo el flujo de comercio internacional.

“China urge a los Estados Unidos a detener sus equivocados actos inmediatamente o de lo contrario sufrirá las consecuencias”, amenazó el ministerio. Los editoriales en los periódicos estatales de China este fin de semana han calificado las acciones de EE UU de “provocación” y han asegurado que Pekín luchará la guerra comercial “hasta el final”.

El viernes, Trump indicó en Washington que podría invocar una Ley de Emergencia Nacional de 1977 para incrementar el conflicto comercial con China y dos días después recalcó en su opinión que está justificado para hacerlo. “Esto es una emergencia”, insistió Trump, aunque indicó que “por ahora” no tiene planes de declararla, porque están hablando “muy en serio” con China. “Ellos quieren cerrar un acuerdo (comercial) mucho más que lo que yo quiero. Veremos qué pasa”, afirmó.

Este nuevo episodio de la guerra comercial es una nueva señal de que Pekín y Washington mantienen aún posiciones alejadas para resolver el conflicto, días antes de que una delegación china llegue a la capital estadounidense para negociar un hipotético acuerdo comercial entre ambos países. 

Normas