Los tipos en mínimos castigan los resultados de UniCredit, Commerzbank y ABN Amro

Las entidades caen en Bolsa al alertar del impacto de los intereses

Oficina central de UniCredit en Milán
Oficina central de UniCredit en Milán Getty Images

Los bajos tipos de interés y la perspectiva de que los niveles actuales perduren en el tiempo castiga en la mañana de hoy a tres de los grandes bancos europeos. Commerzbank, UniCredit y ABN Amro han publicado esta mañana sus cuentas trimestrales, afectadas por unas bajas tasas de interés que han llevado a las tres firmas a fuertes caídas en Bolsa, que han llegado al 5% en el caso de Commerzbank. 

El italiano UniCredit ha sido el más directo al recortar sus expectativas de ingresos en 1.100 millones de euros. “Con la previsión de que las tasas de interés permanecerán bajas por mucho tiempo, hemos decidido ajustar nuestras expectativas de beneficio para 2019”, declaraba el CEO de la entidad, Jean Pierre Mustier. Para lo que queda de año Unicredit ha previsto ingresos por 18.700 millones de euros, frente a los 19.800 estimados anteriormente. La entidad cae un 4,83% en Milán a las dos de la tarde.

A su vez, Commerzbank, tras presentar los resultados de la primera mitad del años, ha calificado como “bastante ambiciosa” sus expectativas de resultados para este año. Algo que los analistas interpretan como una puerta abierta a próximo recorte de previsiones. La entidad, que también ha culpado a los bajos tipos de interés de este entorno exigente, ha registrado con todo un beneficio neto mejor de lo esperado por analistas (217 millones de euros) ascendiendo hasta 271 millones. En Bolsa cae casi un 4% pasado el mediodía.

El el pasado mes de abril se dieron por terminadas las negociaciones de fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank, una operación motivada en parte por las perspectivas de tipos bajos.

Commerzbank está trabajando en nuevo plan estratégico que presentarán a lo largo de este año, y el director ejecutivo Martin Zielke asegura mantener la puerta abierta a nuevas fusiones. Los bancos ING y UniCredit han sido nombrados como compradores potenciales.

Se añadió a las quejas el banco holandés, ABN Amro tras afirmar que sus márgenes también se han visto afectados. En el segundo trimestre, la compañía holandesa registró un beneficio neto de 693 millones de euros, un 1,3% por encima de las ganancias del mismo periodo de 2018, mientras que los ingresos de la entidad aumentaron un 1,4% interanual, hasta 2.321 millones

Recortes a la vista

La situación ha impulsado a los bancos a tomar medidas de ajuste. UniCredit ha reducido su plantilla en alrededor de 14.000 puestos desde que llegó hace tres años Jean Pierre Mustier, y podría llegar a eliminar a otros 10.000 según analistas del sector.

Mustier aseguró a Reuters en una entrevista telefónica previa a los resultados tener un plan de cuatro años que presentará en diciembre."Podemos trabajar en la estructura del grupo para tener un balance sólido y poder financiar a nuestros clientes, corporativos y minoristas, de una manera muy efectiva y tomar medidas para limitar el impacto de cualquier posible choque macroeconómico sobre el costo de la financiación ".

A su vez, ABN Amro ha anunciado tener que tomar medidas para poder aumentar beneficios. "Los tipos de interés continuaron bajando en el último trimestre, afectando predominantemente a los márgenes de depósito", señaló Kees van Dijkhuizen, consejero delegado de ABN Amro, quien destacó que la entidad está tomando medidas centrándose en los márgenes, las oportunidades para el desarrollo de los ingresos y una “estricta” disciplina de costes.

Normas