Santander tiene 4.300 millones en hipotecas vinculadas al IRPH

Los cuatro bancos más expuestos suman una cartera de 15.700 millones

Una oficina de Banco Santander.
Una oficina de Banco Santander.

Banco Santander ha comunicado este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que tiene una exposición de 4.300 millones a préstamos hipotecarios referenciados al Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH). Se trata del segundo banco español con una mayor exposición, por detrás de CaixaBank, con 6.700 millones, y por delante de BBVA, que ha reconocido que tiene 3.100 millones en hipotecas ligadas a dicho índice. Bankia, por su parte, tiene una cartera de 1,600 millones en préstamos ligados al IRPH. Entre las cuatro entidades con mayor exposición suman, por tanto, una cartera de hipotecas de unos 15.700 millones referenciada al IRPH.

En sus cuentas semestrales, Santander recuerda que aunque el IRPH es un índice oficial publicado por el Banco de España, se han iniciado diversos procedimientos contra la mayor parte del sector bancario español alegando que las cláusulas relativas al mismo no cumplían con la normativa europea de transparencia. El 14 de diciembre de 2017, señala el banco, el Tribunal Supremo confirmó la validez de estas cláusulas al tratarse de un índice oficial, y por tanto no sujeto al control de transparencia. Sin embargo, este asunto se ha elevado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea a través de una cuestión rejudicial.

"En el caso de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea cuestionase la cláusula, deberán determinarse los efectos de este pronunciamiento, lo que plantea una incertidumbre respecto al tipo de interés que debería aplicarse. Además, existe incertidumbre también respecto de los efectos retroactivos o no de la propia sentencia y de su alcance. La incertidumbre descrita, hace que sea difícil de estimar el impacto de una hipotética sentencia desfavorable", señala en sus cuentas Santander, que admite que un fallo desfavorable podría derivar en el registro de una provisión material.

Cláusulas suelo

Santander también hace un repaso de los litigios y arbitrajes en relación con las cláusulas suelo de las hipotecas, un caso en el que el banco se ha visto afectado principalmente por la adquisición de Popular. Santander estimó que el riesgo máximo asociado a las cláusulas suelo que aplica en sus contratos con consumidores, empleando un escenario que considera más severo y no probable, ascendería aproximadamente a 900 millones de euros calculados inicialmente y sin tener en cuenta las devoluciones realizadas.

Por este concepto, tras la compra de Banco Popular, el grupo ha utilizado provisiones por importe de 396 millones de euros (238 millones de euros en 2017, 119 millones de euros en 2018 y 39 millones de euros en los seis primeros meses de 2019), principalmente, por devoluciones realizadas como consecuencia del proceso extrajudicial establecido por decreto ley en 2017. A 30 de junio de 2019, el importe de las provisiones en relación con esta materia asciende a 85 millones de euros, explica el banco.

Hipotecas en Polonia

En el frente hipotecario, Santander está pendiente de la resolución de un litigio de otro banco en Polonia en relación con la concesión de hipotecas en francos suizos, un producto que se hizo muy popular en el país y cuya comercialización correcta está ahora puesta en cuestión. Santander tiene una cartera de hipotecas denominadas en o indexadas al franco suizo por un importe aproximado de 10.116 millones de zlotys polacos (2.380 millones de euros).

El caso está pendiente de resolución por el TJUE, pero en ese caso de otro banco el abogado general de la UE concluyó que, si la cláusula del diferencial del tipo de cambio se considera abusiva, el acuerdo puede convertirse en un préstamo en zlotys polacos con un tipo de interés basado en el CHF LIBOR o puede considerarse nulo e inválido, como los tribunales locales decidan. Santander señala que la incertidumbre con respecto a la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, así como los efectos de dicha decisión, dificultan la estimación del potencial impacto, pero reonoce que "una decisión desfavorable del Tribunal de Justicia de la Unión Europea podría derivar en el registro deuna provisión material".

Normas