Nissan eleva a 12.500 trabajadores el recorte de empleo hasta 2023, el 10% de la plantilla

Fuentes sindicales han señalado que la empresa no les ha asegurado que no se vayan a producir más despidos en la planta de Barcelona

Hiroto Saikawa, consejero delegado de Nissan.
Hiroto Saikawa, consejero delegado de Nissan. Reuters

El fabricante de coches japonés Nissan ha anunciado este jueves, durante la presentación de los resultados de su primer trimestre fiscal, que pretende llevar cabo un recorte de 12.500 empleos hasta 2023, el 10% de su plantilla mundial. De ese número, Nissan ya ha despedido a 6.400 trabajadores entre el año pasado y el actual ejercicio, entre ellos 600 empleados en su factoría de Barcelona en Zona Franca. De esta manera, la empresa prescindirá de otros 6.100 empleados. Nissan ha explicado que el objetivo es mejorar la eficacia de su línea de producción. Aunque no ha precisado dónde se producirán los recortes, sí se sabe que serán seis países los afectados.

En mayo pasado el fabricante japonés ya informó de su intención de reducir 4.800 puestos de trabajo en los próximos años, una cifra que ahora aumenta en 1.300 más. Ya el miércoles, la cadena japonesa NHK había informado de que la automovilística planeaba reducir 10.000 puestos de trabajo, algo que en Nissan calificaron de “rumores”.

Después de conocerse esa información, los sindicatos de la planta en Zona Franca pidieron una reunión urgente a la dirección de la factoría para este jueves, debido al “miedo” que había entre los trabajadores de una fábrica que actualmente está al 30% de su capacidad productiva y que pide un nuevo modelo.

Dicho encuentro se ha producido por la tarde. Fuentes sindicales han indicado a CincoDías, que la reunión con la dirección “fue escueta” y que los directivos pidieron a los sindicatos “que estuviesen tranquilos”, ya que el recorte planeado para España ya se llevó a cabo, aunque no aseguraron que no pudiesen producirse más despidos. El recorte de empleos de este año en Zona Franca supuso la salida del 15% de una plantilla que se componía de 4.100 personas. A cambio, Nissan se comprometió a invertir en una nueva planta de pintura que asegurara la continuidad de la factoría en el largo plazo.

El anuncio del gigante japonés se da en un contexto de malos resultados económicos para la automovilística, que este jueves ha informado de que en el primer trimestre del ejercicio fiscal nipón (entre abril y junio) la compañía ganó 53,2 millones de euros, un 94,5% menos que en el mismo periodo del año precedente. Son los peores resultados trimestrales de la compañía en la última década.

Hiroto Saikawa, máximo dirigente de la automovilística, ha dado a conocer los planes de recorte de empleo de la empresa en un gráfico en el que se tapó los nombres de los países donde se llevaría a cabo el recorte de puestos de trabajo. “En algunos casos podremos parar una línea de producción y en otros toda la fábrica”, ha insistido el máximo directivo de la compañía. “Esto es muy difícil, porque las circunstancias nos impiden dar a conocer” los seis países que se verán afectados con una reducción de plantilla entre 2020 y 2022, ha añadido Saikawa.

Saikawa ha dicho que, como parte de estos planes, que ya se aplican desde el año pasado, “se han parado muchas líneas (de producción) o se ha reducido su capacidad”, en otras se está dando este proceso y en otras se va a dar.

Normas