Capital riesgo

Permira pone en venta las residencias de la Universidad Europea

Son dos inmuebles situados en Villaviciosa de Odón (Madrid) por los que espera obtener más de 100 millones

Exterior del edificio A del campus de Villaviciosa.
Exterior del edificio A del campus de Villaviciosa.

Permira comienza a marcar el paso en la Universidad Europea de Madrid. El fondo de capital riesgo –que anunció a finales del año pasado la adquisición de los activos del grupo estadounidense Laureate en España y Portugal– ha decidido ahora hacer caja y poner en venta las residencias de estudiantes que hasta ahora están en manos de la universidad, según fuentes financieras.

Son dos bloques de alojamientos englobados bajo el nombre de Leonardo Da Vinci I y II, que se encuentran en el principal campus de la Universidad Europea, el situado en el municipio madrileño de Villaviciosa de Odón. El fondo espera obtener más de 100 millones por ambos inmuebles, que albergan a hasta 528 estudiantes y cuentan con piscina climatizada y gimnasio.

Según las cuentas de la Universidad Europea, consultadas por Insight View, la compañía valora los cuatro edificios que tiene en Villaviciosa de Odón (las dos residencias y otros dos inmuebles donde están ubicadas las aulas) en 44,45 millones. Sobre ellos pendía una garantía otorgada en 2015, cuando la compañía firmó con BBVA y Bankia un préstamo hipotecario de 100 millones por el que pagaba un 3%. Este macropréstamo, que vencía en 2025, obligaba a un calendario de repagos trimestrales de 1,8 millones de euros. La universidad contaba también a cierre de 2017 con otros préstamos con BBVA por 10 millones firmado ese mismo año al 2%, así como dos líneas de crédito con Popular y Santander por 6,5 y 10 millones, respectivamente.

Permira ya había alcanzado con la banca un préstamo para financiar la compra de la universidad. Las entidades financieras –con Barclays a la cabeza, como asesor financiero de referencia de Permira en toda la operación, junto a ING, Crédit Agricole y BNP Paribas– han otorgado un crédito al fondo de capital riesgo de unos 350 millones, con un vencimiento de 10 años.

Laureate encargó a Goldman Sachs y Allen&Overy la venta de sus activos en España y Portugal hace justo un año. La decisión respondía a la intención del grupo estadounidense por reducir la exposición a determinados mercados, como el europeo o el asiático. Además de los dos campus de Madrid (situados en Villaviciosa de Odon y Alcobendas), el paquete se completa con otras sedes en Mallorca, Canarias, Valencia y Lisboa.

La operación despertó un interés sin parangón en el mercado español. Laureate recibió un buen número de muestras de interés y llegó a contar con una abultada lista de finalistas con hasta siete nombres –CVC, Barings, Bridgepoint, Cinven, Providence y Partners, además de Permira–, pese a que habitualmente llegan al final de este tipo de procesos dos o tres fondos. Finalmente fue el gigante estadounidense pilotado en España por Pedro López el que se llevó el gato al agua, por 770 millones. CVC, meses, después terminó comprando la Universidad Alfonso X El Sabio, ante el apetito general por el sector educativo español.

El líder mundial ya ha aterrizado en España

GSA. Los grandes inversores ya comienzan a echar fichas en el negocio español de residencias, como el gigante mundial Global Student Accommodation Group (GSA). Este grupo, operado desde Reino Unido pero con capital de Dubai, compró en 2017 a Oaktree su filial Nexo, con las residencias Galdós, El Faro y Claraval, en Madrid, además de Lope de Vega, en Alcalá de Henares. Ha abierto dos en Barcelona, Aleu y Garbí, y prepara otra en Valencia. El fondo Harrison Street ha inyectado unos 200 millones en la firma propietaria de Nexo Residencias, como publicó CincoDías el pasado 8 de abril, con el objetivo de contar con entre 10.000 y 14.000 plazas en alojamientos universitarios desde las alrededor de 2.400 actuales.

Normas