Educación

La banca financia con 350 millones la compra de la Universidad Europea por Permira

ING, Crédit Agricole, BNP Paribas y Barclays forman parte del sindicato

Edificio de la Universidad Europea.
Edificio de la Universidad Europea.

Los últimos flecos para el abordaje de Permira sobre la Universidad Europea de Madrid están a punto de cerrarse. Un nutrido grupo de bancos ultiman un préstamo sindicado por 350 millones al fondo de capital riesgo pilotado en España por Pedro López para financiar la compra de una de las mayores universidades privadas de España, según aseguran fuentes financieras a CincoDías.

El gigante estadounidense de la educación anunció en la última presentación de resultados su intención de poner en venta todos sus negocios en Europa, Asia y Centroamérica. En diciembre anunció un acuerdo con Permira para vender sus activos en España y Portugal a cambio de 770 millones. Un paquete que incluye los campus de la Universidad Europea en Madrid, Valencia y Canarias, la Universidade Europeia de Portugal y el Instituto Português de Administração de Marketing (IPAM) en Portugal.

Barclays, que ya fue el asesor de referencia de Permira en toda la operación, ha coordinado también la financiación del proceso. En ella también han intervenido ING, Crédit Agricole y BNP Paribas.

El préstamo se estructurará como un sindicado al uso, medium term loan en la jerga. Es decir, devengará el pago de un interés anual y tendrá un vencimiento de un máximo de 10 años. El cupón que deberán pagar a los bancos está aún por determinar.

A expensas de determinar el cupón, se estructurará como un crédito a medio plazo con un vencimiento a unos 10 años

Actualmente la Universidad Europea paga un 3% por un préstamo con BBVA y Bankia de 100 millones, que vence en noviembre de 2025, según las cuentas de 2017, las últimas depositadas ante el Registro Mercantil. Cuenta con una línea de crédito adicional por 10 millones con BBVA por la que paga un 2,2% y vence en 2022. Este pasivo financiero suma un total de 110 millones y 85 millones están comprometidos por varias garantías inmobiliarias, con un valor en libros de 44,46 millones.

La operación que ha liderado Permira es un ejemplo repetido una y otra vez en el capital riesgo. Conocida en el argot como leverage buyout, los fondos habitualmente financian en torno al 50% de una operación con sus fondos propios. Y el otro 50% con deuda que cargan a la empresa adquirida.

Normas