ACS

ACS sufre en Bolsa por culpa de su filial australiana

Cimic decepciona al mercado con sus beneficios y se hunde casi un 20% en Sídney

acs cotizacion
Florentino Pérez, presidente de ACS.

ACS sufre en Bolsa una caída en el entorno del 4%, que deja su acción al borde de los 36 euros, después de que Cimic, anunciara ayer tras el cierre del mercado en Sídney sus cuentas del primer semestre. Ganó un 1,1% más, 367 millones de dólares australianos (229 millones de euros) en los primeros seis meses de este año. Pero los resultados han decepcionado, y mucho al mercado. La empresa se ha desplomado en la Bolsa australiana un 19%.

El fuerte desplome de la firma australiana se produce pese a que la previsión de su beneficio neto para este año se mantiene entre 790 y 840 millones de dólares australianos (entre 493 y 524 millones de euros).

Los analistas explican qué ocurre. “Estos resultados quedan por debajo de lo esperado por el consenso, ya que se esperaba un beneficio por acción de 1,24 dólares australianos y fue de 1,13 dólares", explica explica GVC Gaesco en un informe. “Los resultados han estado afectados por una debilidad en la actividad de la construcción (…) y se han compensado por la fortaleza de la actividad de los servicios mineros en Australia”, añade.

ACS 36,10 0,19%

Cimic está controlada en un 72,7% por la alemana Hochtief, a su vez participada en un 50,4% por ACS. Las acciones de la empresa germana sufren caídas en el entorno del 10%, y el grupo que preside Florentino Pérez, tras el descenso con el que cerró ayer del 2,8%, acumula con el desplome de hoy un retroceso en torno al 8% en dos sesiones.

La filial del grupo que preside Florentino Pérez mantuvo sus ingresos en los 6.955 millones de dólares (unos 4.360 millones de euros) y su ebitda subió un 16,6%, hasta sumar 1,023 millones de dólares (unos 641 millones de euros). En los seis primeros meses del año, Cimic logró nuevos contratos por valor de 8.300 millones de dólares australianos (unos 5.203 millones de euros), con lo que la cartera de obra pendiente de acometer se situó en 36.800 millones de dólares (unos 23.072 millones de euros).

Normas