El estrés de los mercados financieros españoles repunta hasta niveles máximos de hace un año

El informe de la CNMV apunta a la repercusión que tuvieron las elecciones generales

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella Amigo.
El presidente de la CNMV, Sebastián Albella Amigo.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha percibido un repunte en el indicador de estrés de los mercados financieros españoles a lo largo del mes de junio, hasta niveles máximos de hace un año, según indica en su boletín trimestral publicado este lunes.

Este indicador se mantuvo en niveles reducidos hasta finales de mayo, momento en el que se situó en mínimos anuales de 0,12. Desde entonces ha experimentado un repunte hasta alcanzar la cifra de 0,24 a principios de julio, lo que supone una aproximación al umbral que separa el nivel de estrés bajo y medio.

Se trata del valor más alto desde hace un año, cuando hubo un rebrote de la incertidumbre sobre las finanzas públicas italianas, y se origina por el mantenimiento en niveles elevados del estrés en el segmento de intermediarios financieros, así como por el incremento registrado en el nivel de estrés del segmento de deuda durante el último mes.

En el caso de la banca, el nivel de estrés (0,68) se produce por el descenso en sus cotizaciones, mientras que en el segmento de deuda (0,74) el nivel de estrés se ha intensificado a raíz de las declaraciones efectuadas por el Banco Central Europeo (BCE) sobre la posibilidad de reducir los

tipos de interés en el futuro y el aumento de la volatilidad del precio del bono de deuda soberano y en una disminución de su liquidez.

En España, la evolución de los mercados financieros domésticos ha sido similar a la observada en otros mercados financieros europeos, siendo la diferencia más relevante la menor revalorización de las cotizaciones bursátiles.

En este sentido, el Ibex 35 se ha revalorizado un 7,7% en el primer semestre, frente a variaciones de más del 15% en muchos índices europeos, especialmente por el bajo nivel de las cotizaciones bancarias y el mantenimiento de "algunas incertidumbres políticas domésticas", indica el boletín
de la CNMV.

En general, los mercados de renta variable españoles prolongaron los avances del primer trimestre durante las primeras semanas del segundo, en línea con la evolución de otros índices, pero desde finales de abril retrocedieron conforme se recrudeció el enfrentamiento comercial entre EE UU y China y aumentaron las incertidumbres en torno a la evolución económica de la eurozona.

Repercusión de las elecciones 

En cuanto a las cuestiones internas que han podido afectar a esta evolución, la CNMV apunta al resultado electoral y a la formación de un nuevo Gobierno, por las expectativas sobre la política económica y las reformas a llevar a cabo.

Los sectores que presentaron las mayores alzas fueron el eléctrico, la construcción y los bienes de consumo, favorecidos por las expectativas de mantenimiento de los bajos tipos de interés por un período prolongado.

Por el contrario, los valores del sector financiero destacaron en el lado negativo, todavía penalizados por una política monetaria "muy laxa" y con perspectivas de extensión en el tiempo, en un contexto de desaceleración económica e "incertidumbres regulatorias".

Respecto a la renta fija, se aceleró la tendencia de alzas de precios y descensos en las rentabilidades, tras confirmarse que el BCE mantendrá su política monetaria acomodaticia y que está considerando nuevos estímulos de carácter expansivo.

El anuncio del estudio de estas medidas impactó en las rentabilidades de la deuda pública y de la renta fija privada hasta mínimos históricos al cierre del segundo trimestre, lo que contribuyó a la evolución positiva de la prima de riesgo, que pasó de 118 puntos básicos en abril a 70 puntos
básicos a finales de junio.

Según la CNMV, el proceso de formación del nuevo Gobierno también podría estar influyendo en las cotizaciones, así como el signo de las posibles medidas de política económica que pretenda llevar a cabo, si bien tanto la volatilidad de los mercados financieros como sus niveles de estrés se mantienen en valores reducidos.

Normas