La liberalización ferroviaria trae obras prioritarias de Adif por 1.900 millones

El grueso de las actuaciones está previsto en Chamartín, Atocha y La Sagrera

La liberalización ferroviaria trae obras prioritarias de Adif por 1.900 millones pulsa en la foto

Las mayores constructoras esperan con cierta ansiedad conocer el grado de interés real por la liberalización del transporte de pasajeros en ferrocarril. Y no por entrar a quitar cuota de mercado a Renfe en los servicios de AVE y larga distancia, como sí pretende Acciona, sino porque el ritmo de inversión de Adif para evitar cuellos de botella en estaciones y red de vías vendrá determinado por el número de participantes en un mercado abierto a la competencia.

La empresa pública que preside Isabel Pardo de Vera maneja una estimación de algo más de 3.100 millones de euros para dotar de mayor capacidad a distintas estaciones, entre ellas las de los dos corredores principales: Madrid-Barcelona y Madrid-Sevilla. De esa cifra, estarían por ejecutarse aún obras por 1.915 millones, según presupuestos a los que ha tenido acceso Cinco Días. Se trata de asegurar capacidad desde una primera fase en la que el tráfico podría dispararse entre un 30% y un 50%, según previsiones en manos de Fomento.

El proyecto estrella por volumen de inversión es el de la remodelación de la estación madrileña de Chamartín, con 809 millones presupuestados y un total de 805 millones por ejecutarse a mes de junio. También en Madrid está finalizado prácticamente al 100% el túnel Atocha-Chamartín (330 millones) y se espera la licitación de la segunda fase de la ampliación de Puerta de Atocha, con 494 millones previstos para la estación pasante. Una cifra a la que se sumarán cerca de 19 millones en mejoras del edificio de viajeros y la marquesina histórica.

La remodelación de grandes estaciones en busca de mayor capacidad lleva ejecutados 1.200 de un total de 3.100 millones previstos

Al margen del epicentro de la red en que se ha convertido Madrid, el otro gran proyecto abierto es el de la estación barcelonesa de La Sagrera. La actuación en su totalidad, excluido el sector San Andreu, asciende a 710 millones, de los que se han ejecutado 231 millones hasta junio. A la obra le quedarían por activar dos tercios de los trabajos previstos.

Un último ramillete de obras prioritarias en el marco de la liberalización, fijada para diciembre de 2020, es el de las conexiones Levante-Barcelona, donde Adif tiene prevista una inversión de 78 millones de euros. Al margen de estas iniciativas, está lanzada la instalación del sistema de gestión de tráfico ERTMS allí donde aún no ha llegado.

“Algunas de las principales estaciones están congestionadas y Adif ha previsto procesos para priorizar obras de ampliación. Aquí es donde esperamos importantes licitaciones con estrechos plazos de ejecución”, explica el primer ejecutivo de una gran constructora.

Consejo el día 22

El documento que sirve de base para dar entrada a la competencia en el transporte de pasajeros, la declaración de red correspondiente a este 2019, pasa el próximo lunes por un consejo extraordinario de Adif. A la vista de declaraciones de Pardo de Vera, anticipando que se respetarán las recientes aportaciones de la CNMC al texto, se prevé la adaptación de las mismas y la apertura de periodo de petición de capacidad, por parte de las operadoras interesadas, a partir del día 31.

De haber cambios, Adif podría matizar la recomendación de la CNMC respecto al plazo de cinco años para el acuerdo marco con el operador dominante. Y es que Adif proponía un escenario de diez años en el que, de facto, Renfe seguiría como líder.

En esta declaración de red se contempla la categoría de “estaciones coordinadas”, terminales de AVE con alta saturación que sean origen y destino de trenes, y la posibilidad de calificarlas como “infraestructuras congestionadas” para priorizar los planes de aumento de la capacidad.

Los tres principales puntos de actuación

Madrid-Chamartín. Íntimamente relacionada con la operación Madrid Nuevo Norte, la reforma de Chamartín prevé en una primera fase elevar el número de vías de estacionamiento de alta velocidad de las seis actuales a una docena (vías 14, 15, 22, 23, 24 y 25).

Puerta de Atocha. La cuadruplicación del tramo de línea entre Madrid y Torrejón de Velasco, con acceso a Chamartín a través del túnel que cruza la ciudad de norte a sur, permitirá que la estación de Chamartín se convierta en una terminal alternativa a Puerta de Atocha para atender los tráficos de las líneas de alta velocidad del sur y levante. 18 metros por debajo de la actual estación se construirá la estación pasante, en la que se prevé que la alta velocidad del noroeste entre a nuevas vías. Atocha prácticamente duplicará su capacidad, hasta los 40 millones de viajeros al año.

Barcelona-Sants. Adif busca que la nueva estación de La Sagrera sea una alternativa a Barcelona-Sants, que se convertiría en estación de paso. El proyecto prevé la construcción de tres nuevas vías de apartado en San Andrés Condal. La Sagrera dispondrá de un mayor número de vías que Sants, y de una zona de apoyo para el apartado de trenes.

Normas