Fomento amplía a octubre el plazo para que nuevos operadores entren a competir con Renfe

Las compañías interesadas tienen tres meses más para presentar su solicitud de entrada en el mercado de transporte en tren de pasajeros, un sector que se liberalizará en diciembre de 2020

José Luis Ábalos, ministro de Fomento durante su intervención en el foro sobre Sector Ferroviario: Liberalización y Mercados Internacionales, organizado por Cinco Días y El País Economía.
José Luis Ábalos, ministro de Fomento durante su intervención en el foro sobre Sector Ferroviario: Liberalización y Mercados Internacionales, organizado por Cinco Días y El País Economía.

José Luis Ábalos, ministro de Fomento en funciones, ha anunciado este miércoles que el Gobierno ampliará hasta el 31 de octubre, el plazo para que todas aquellas empresas interesadas puedan presentar una solicitud para entrar en el sector del transporte de pasajeros en tren, que se liberalizará a partir de diciembre de 2020. Hasta ahora, las compañías tenían tiempo hasta el 31 de julio. Según ha explicado Ábalos, el Gobierno decidió tomar esta medida debido a la gran cantidad de empresas que han mostrado su interés en entrar en este negocio y competir con Renfe, entre ellas la francesa SNCF y la española Acciona.

“Queremos que esta medida posicione a España en el referente de una liberalización efectiva, que sea un éxito, que nos beneficie a todos. No queremos dirigir desde el sector público todo este proceso. El éxito no depende solo de nosotros sino también de nuevos agentes, fundamentalmente del sector privado”, ha asegurado durante su intervención en la jornada Sector Ferroviario: Liberalización y Mercados Internacionales, organizada por El País Economía y CincoDías.

“La liberalización es importante para extraer el mayor rendimiento a la inversión que España ha hecho en las últimas décadas en ferrocarriles (...) Desde los años 90 el Estado ha invertido en el sector ferroviario casi 100.000 millones de euros que serían algo más si actualizáramos el valor del mismo”, ha añadido el ministro.

Uno de los objetivos del Ejecutivo es aumentar el número de usuarios del transporte en tren que, actualmente, está por debajo de su capacidad si se compara con otros países del entorno. “La participación del ferrocarril en el sistema de transportes es aún muy modesta en España, especialmente en relación con la capacidad existente. El número de usuarios representa menos de la mitad de los que hay en Francia, una cuarta parte de los que hay en Alemania y un tercio de los británicos”, ha indicado el ministro en un foro en el que estaban presentes, entre otros, el presidente de Renfe, Isaías Táboas, e Isabel Pardo de Vera, presidenta de Adif.

Por otro lado, Ábalos ha recordado diferentes experiencias de colaboraciones público-privadas en España, algunas de las cuales resultaron exitosas, pero otras terminaron fracasando. “Hay experiencias negativas de la colaboración público privada como fueron las concesiones de las autopistas radiales. Tenemos que extraer conclusiones y lo estamos haciendo. No hay un solo modelo de éxito. Lo que parece que es una condición de éxito es que la participación del sector privado debe sí o sí aportar valor. No hacerlo acaba debilitándonos a todos”, ha indicado Ábalos.

Estrategia de movilidad con otros ministerios

El ministro ha señalado que desde la cartera que dirige están preparando con otros ministerios “la elaboración de una estrategia de movilidad segura, sostenible y conectada que supere la visión de los planes de inversión en infraestructura del pasado y coloque a España en la senda de los países con una movilidad más moderna y eficaz”.

Este es un paso más en los planes del Gobierno de Sánchez para colocar a la movilidad en el centro de su acción política. En ese sentido, el pasado viernes, el Gobierno adelantó que la cartera de Fomento pasará a llamarse Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana en la nueva legislatura.

Ábalos ha remarcado la necesidad de abandonar “modelos antiguos” que se centraban en invertir para aumentar la infraestructura de transporte, para avanzar hacia un modelo que tenga como objetivo mejorar la ya existente. “Seguir aumentando sin más el tamaño de la red no aporta gran cosa al equilibrio regional, aumentar la productividad de la economía o mejorar las oportunidades de la gente”, ha asegurado Ábalos.

A su vez, el titular en funciones de la cartera de Fomento, ha resaltado las oportunidades de negocio que abren las nuevas tecnologías. “La digitalización y el desarrollo tecnológico generan nuevos modelos de movilidad centrados en la conectividad, la intermodalidad y el aprovechamiento de la capacidad, que requieren menos inversión en infraestructura dura. Menos hormigón y más gestión de datos para generar impactos positivos. Es ahí donde se abren grandes oportunidades para el sector privado.”, ha dicho el ministro.

Normas