Inmobiliario

La Operación Chamartín tendrá luz verde en septiembre y pondrá grúas en 2020

La promotora DCN pide que Madrid Nuevo Norte se perciba "como un proyecto de Estado"

Recreación de cómo quedará el norte de Madrid cuando esté finalizado el proyecto, con la nueva estación de Chamartín junto a las torres.
Recreación de cómo quedará el norte de Madrid cuando esté finalizado el proyecto, con la nueva estación de Chamartín junto a las torres.

El megadesarrollo urbanístico Madrid Nuevo Norte, conocido como Operación Chamartín, será ratificada previsiblemente tras el verano, según confirmó ayer el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. “Espero llevarlo en el mes de septiembre para su aprobación definitiva”, declaró este miércoles en una entrevista en Antena 3, lo que abre la puerta a que las obras comiencen en 2020.

Corresponde ahora a la nueva corporación ratificar el proyecto. Martínez-Almeida (PP) ya incidió en los primeros días tras los comicios que su voluntad es llevar el proyecto urbanístico al primer Pleno que sea posible para dar lo que se conoce como aprobación provisional, ya que la definitiva depende de la ratificación posterior del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, cuyo Gobierno todavía no se ha constituido a la espera de las negociaciones de PP, Ciudadanos y Vox.

La empresa Distrito Castellana Norte (DCN) cree razonable que el nuevo alcalde se haya dado dos meses para abordar el expediente y apruebe por fin, después de 26 años, el plan urbanístico. Para el presidente de DCN, Antonio Béjar, no es un problema que el equipo de PP y Ciudadanos haya decidido tomarse un breve tiempo para analizar el expediente, ya que los regidores apenas llevan dos semanas en sus cargos.

“No debe percibirse como un proyecto inmobiliario al uso, sino que debe entenderse y afrontarse como un proyecto de Estado”, recordó a las Administraciones este miércoles Béjar, por la importancia estratégica de la reforma de las líneas de alta velocidad de la Estación de Chamartín y la creación de una nueva city financiera “que tendrá la capacidad de atraer a multinacionales”. Béjar hizo estas declaraciones en el transcurso de un curso de verano sobre urbanismo en la UIMP de Santander.

“Madrid Nuevo Norte es el proyecto que necesita Madrid y ahora es responsabilidad de todos de continuar con el proceso administrativo, culminarlo, poner en marcha la actuación y llevarla a buen término lo antes posible”, afirmó Béjar.

El presidente de DCN destacó “el consenso histórico entre Administraciones” que Madrid Nuevo Norte ha alcanzado. “Pone a Madrid y España en el foco de las miradas internacionales”, opinó, al convertirse en el mayor desafío urbanístico que se desarrolla actualmente en Europa. También aseguró que aunque el Gobierno regional siga sin constituirse, no es un problema para la ratificación final del plan urbanístico, ya que a los cuatro meses de la aprobación municipal recibiría la luz verde por silencio administrativo. Incluso destacó cuándo llegarán las grúas a la zona: “Las obras podrían comenzar en 2020”.

Madrid Nuevo Norte —renegociado en la pasada legislatura entre Fomento, Distrito Castellana Norte y Ayuntamiento— acogerá 10.500 viviendas y una nueva city financiera en el entorno de la estación de Chamartín, y que conllevará una actividad de más de 13.000 millones.

Acuerdo de todos los grupos del consistorio

Esta operación es un desarrollo al norte de la ciudad de Madrid que lleva bloqueado desde 1993, en el entorno de la Estación de Chamartín. En la anterior legislatura, el plan urbanístico quedó a las puertas de ser aprobado, pero el retraso primero municipal y posteriormente en la tramitación del expediente ambiental en la Comunidad de Madrid, hizo que su tramitación no llegara a tiempo en el pleno municipal, a pesar de contar con el apoyo explícito de Ahora Madrid, PP, PSOE y Ciudadanos. La anterior alcaldesa Manuela Carmena finalmente decidió no convocar un pleno extraordinario que ratificara el plan a escasos días de los comicios del 26 de mayo.

Normas