Huawei sigue desarrollando su propio OS pero prefiere Android para sus móviles
REUTERS

Huawei sigue desarrollando su propio OS pero prefiere Android para sus móviles

La compañía mantiene, así, su pulso en el mercado.

No vamos a recordar todo lo ocurrido a cuenta de Huawei, Donald Trump, los EE.UU. y el 5G, que llevó a los chinos a anunciar que estaban desarrollando un sistema operativo propio para utilizarlo en sus dispositivos. Esa amenaza directa a Android no era como para tomársela a broma, porque estamos hablando de una empresa con capital público y con cientos de millones de usuarios potenciales, solo, en su territorio doméstico.

Pero ahora que las aguas vuelven a su cauce, todo el mundo se pregunta si Huawei seguirá con esos planes de desarrollar hasta el final su Hongmen OS. Si de verdad su farol iba en serio o quedará en un simple arrebato frente al bloqueo impuesto por las principales tecnológicas norteamericanas.

Siguen, pero Android no lo abandonan

Según informa el periódico The South China Morning Post, el CEO de Huawei, Liang Hua, declaró que no están pensando en utilizar Hongmen OS en sus smartphones por lo que es de imaginar que lo utilizarán en otros dispositivos que fabriquen en el futuro. Esta estrategia recuerda mucho a la seguida por Samsung en los últimos años con Tizen, un sistema operativo de los coreanos que muchos pensaron que tendría un mayor recorrido dentro del ecosistema Galaxy y que finalmente ha quedado arrinconado exclusivamente en wearables, etc.

Huawei P30 Pro.
Huawei P30 Pro.

Sin duda, con esa afirmación del máximo responsable de la marca, queda claro que Huawei no va a dejar Android de lado por lo que los usuarios de la marca pueden estar tranquilos ya que seguirán disfrutando de actualizaciones y una absoluta compatibilidad con Play Store, la tienda oficial del OS de Google.

Lógicamente, los chinos también son conscientes de que al igual que hoy las amenazas parecen alejarse y el bloqueo es cosa del pasado, nadie sabe lo que puede ocurrir en el futuro donde otro boicot por parte de Google podría poner en riesgo su negocio con los teléfonos móviles. Así que nunca está de más contar con un plan B y que Hongmen OS siga desarrollándose, no sea que en el futuro vengan mal dadas y tengan que tirar de él para salir de alguna situación difícil.

De momento Huawei sigue con sus planes de lanzar en otoño el Mate 30 y 30 Pro, terminales que vendrán con su procesador más potente, el Kirin 985, cuatro cámaras traseras y nuevo diseño en el módulo de la cámara (la parte trasera recuerda a un X-Wing de Star Wars).

Normas