La querella de Pineda a BBVA incluye a un testigo protegido que declararía contra González

El exresponsable de Ausbanc cree que la causa en su contra pierde fuelle sin la demanda de la entidad y asevera que mantendrá la suya en contra del banco y su expresidente

El presidente de BBVA, Francisco González, durante una exposición en la Junta de Accionistas.
El presidente de BBVA, Francisco González, durante una exposición en la Junta de Accionistas.

El exresponsable de Ausbanc, Luis Pineda, y su equipo legal han celebrado este martes el anuncio de que BBVA retira la demanda interpuesta en su contra. Sin ella, el caso “se queda en la raspa”, sostuvo su abogado, Miguel Durán

“Lo que ha se ha dado en el día de hoy es un hecho inédito. Yo no he visto que una entidad financiera de primera división, después de haber puesto en marcha un dispositivo acusatorio formidable como el que ha puesto en marcha contra Pineda, Ausbanc y los demás, a media carrera se baje del caballo”, ha expuesto Durán en un encuentro con prensa para valorar la decisión de la entidad. 

El letrado ha sugerido que la justificación de BBVA, de que buscan evitar un circo mediático, “es una excusa de mal pagador” y tiene más que ver con las presuntas prácticas delictivas cometidas por el propio banco que estudian actualmente los tribunales. 

Querella sin vuelta atrás

El bufete Durán&Durán quiso dejar claro en todo caso que la querella que Pineda presentó el lunes contra BBVA “no es moneda de cambio” frente a la acusación contra el exresponsable de la asociación de consumidores que el banco retiró ayer. “Es una querella que va a perseguir hasta sus últimas consecuencias los delitos” de organización criminal, falsedad documental de facturas, blanqueo de capitales y cohecho que achacan al banco, su expresidente Francisco González, su exdirector de seguridad Julio Corrochano y el excomisario Manuel Villarejo, cuyas grabaciones, sugieren los abogados, podrían implicar al resto.

“Vamos a pedir cuentas a BBVA por todo”, incluyendo los 1.095 días que Pineda pasó en prisión provisional, anunció su abogado, Miguel Durán. Uno de los pilares de la demanda es que ofrece la comparecencia de un testigo estrella, para el que solicita la condición de protegido, que declararía en contra del expresidente de la entidad, Francisco González, y demostraría que era él, y no Pineda, quien lideraba una red criminal

El bufete Durán&Durán asevera que no puede desvelar la identidad del testigo porque teme por su propia integridad y la de su familia, pero avanza que se trata de una persona “vinculada al ámbito empresarial de BBVA”.

Aunque los abogados se cuidaron de dar más pistas sobre su identidad se trataría presumiblemente de un exdirectivo de la misma que habría decidido declarar para denunciar hechos ilícitos que conoció de primera mano en un momento en que la excúpula del banco ha comenzado a ser imputada.

Con la querella que presentó el lunes contra BBVA, el equipo legal de Pineda también aspira a, una vez personado en la causa, acceder a las ya célebres grabaciones del excomisario José Manuel Villarejo para comprobar si en alguna aparece información que ayude a demostrar que la antigua cúpula de la entidad trató de hundirle. 

En cualquier caso, Durán dijo “tener un pálpito” de que otras grabaciones de Villarejo que afecten a González podrían acabar saliendo a la luz durante el proceso, aunque aseveró desconocer si existen. 

Falsas cláusulas suelo

Un segundo pilar de la denuncia es la aportación de un informe del Banco de España que demuestra que BBVA aplicó cláusulas suelo hipotecarias inexistentes a miles de clientes, por una cuantía que El País cifró ayer en 100 millones de euros. Durán instó ayer a la clientela de BBVA a revisar sus cuotas hipotecarias y solicita al juez que dé cabida a los afectados en la causa.

Resulta paradójico que la banca criticara en su día que miles de clientes que no tenían cláusulas suelo en sus hipotecas solicitaran la devolución de lo que supuestamente les habían cobrado mediante el mecanismo extrajudicial impulsado por el Gobierno de Rajoy. El escrito del supervisor financiero revela que efectivamente hubo consumidores que sufrieron ese sobrecoste incluso sin que apareciese en sus contratos.

Estrategia de la defensa  

La defensa de Pineda confía, en cualquier caso, en que la retirada de BBVA de la demanda en su contra desarme la causa, que llegado el momento podría llegar a quedar archivada o, al menos, en suspenso a la espera de conocer el amplio material del caso Villarejo. 

Para empezar, el bufete solicitará que toda la prueba documental y testifical solicitada por BBVA decaiga de la causa, impidiendo que el resto de partes personadas la aprovechen. 

En todo caso, la Fiscalía ha solicitado 119 años de prisión para Pineda acusado de extorsión, organización criminal, blanqueo de capitales y delito fiscal. Por otra parte, la salida del caso de BBVA no hace aplicable la doctrina Botín –el fin de la causa ante la ausencia de acusación particular– pues permanecen personadas Credit Services y Facua o Podemos como acusación popular. 

Normas