Renfe aprueba su entrada para operar alta velocidad en Francia desde 2020

Solicitará licencia para las líneas que unen Lyon con Montpellier y Lyon con Marsella

El presidente de Renfe, Isaías Táboas.
El presidente de Renfe, Isaías Táboas.

Nuevo paso de Renfe en la internacionalización de la compañía. El Consejo de Administración que Renfe Operadora tiene previsto celebrar esta tarde aprobará la entrada de la compañía en la alta velocidad en Francia, según ha adelantado la Cadena SER. En concreto la compañía ha solicitado ya los permisos pertinentes a la Comisión de Competencia (Arafer, por sus siglas en francés), a la Autoridad de Seguridad Ferroviaria (EPSF) y al gestor de infraestructuras SCNF Reseau para empezar a operar a partir de diciembre de 2020.

Las dos primeras líneas que operaría sería las que une Lyon con Montpellier, con dos servicios al día, y la que conecta Lyon con Marsella, con cinco frecuencias diarias. Renfe operará estos servicios con trenes S100, fabricados por Alstom, que ya están homologados para operar en territorio francés, y también está trabajando para conseguir la homologación de trenes de la serie 106, más eficientes y con mayor capacidad.

El objetivo inicial de Renfe Operadora era solicitar los permisos ante el gestor de infraestructuras francés para operar trayectos que entraran o salieran de las principales estaciones de París. Sin embargo, la compañía reconoce que “ante las dificultades técnicas y los requisitos impuestos”, la llegada de servicios a la capital francesa se desarrollará en una segunda fase, que no llegaría como pronto hasta 2023. 

Francia será la cuarta parada en la estrategia de internacionalización de Renfe. En Arabia Saudí, Renfe trabaja en un proyecto de gran complejidad técnica para unir con alta velocidad las ciudades de Meca y Medina. En 2018 resultó adjudicataria de un proyecto para el diseño, construcción y operación del tren de alta velocidad entre Houston y Dallas, en EE. UU, promovido por Texas Central para conectar Dallas Fort Worth con Houston en un tiempo de viaje de menos de 90 minutos. Finalmente, Renfe forma parte de un consorcio internacional de empresas, junto a la hongkonesa MTR y la operadora china Guangshen Railway Company, que opta por hacerse con la explotación de los servicios de alta velocidad a partir de 2026 entre Londres y Birmingham.

 

 

Normas