Los instaladores de equipos frigoríficos alertan de que faltan 12.000 profesionales

Aefyt, la patronal del sector, se queja de que pocos alumnos optan por esta profesión

Interior de unas instalaciones frigoríficas.
Interior de unas instalaciones frigoríficas.

Las empresas dedicadas a la instalación de equipos frigoríficos y de refrigeración se quejan de la escasez de técnicos frigoristas en España. Aefyt, la patronal del sector que incluye a fabricantes e instaladores, alerta de que faltan 12.000 profesionales por la poca demanda que hay de este tipo de formación profesional por parte de los alumnos.

“Tengo que pagar más a un técnico frigorista que a un ingeniero industrial, porque apenas hay”, explica a CincoDías Laura Mora, vicepresidenta de Aefyt, la Asociación de Empresas de Frío y sus Tecnologías. “En caso de que mañana hubiese un aumento grande de la demanda tampoco se podría dar respuesta, porque me falta gente”, añade.

“La baja demanda por parte de los alumnos contrasta con la tasa de desempleo actual, que ronda el 14%, y la realidad de este sector, que está maduro y en crecimiento, con un 100% de empleabilidad”, señalan desde la patronal.

Mora indica que el sector tiene poca “capacidad de hacer lobby” en España porque, entre otras cuestiones, no tiene un CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas) propio ni un convenio colectivo que “se ajuste a la actividad que desarrolla”. A día de hoy, estas compañías tienen el convenio que corresponde a las empresas dedicadas al sector del metal. Sí que existe un convenio para las empresas de transporte y almacenaje de frío, pero no para los fabricantes y los instaladores.

La opinión de sindicatos

Álvaro Garrido, responsable de bienes de consumo de CCOO, fue quien negoció el convenio colectivo del frío industrial, y considera, al contrario que Aefyt, que no hace falta un convenio propio para fabricantes e instaladores. “Normalmente cuando las empresas piden esto es para empeorar las condiciones de los trabajadores”, dice Garrido, quien también negoció el convenio colectivo del sector del metal.

Por otro lado, respecto a la falta de técnicos frigoristas, Garrido señala que es un problema común en muchas profesiones. “Hay sectores que no tienen formaciones profesionales propias”, añade el sindicalista.

Otro de los retos del sector es la reducción paulatina de los gases hidrofluorocarbonos (HFC), muy utilizados en las instalaciones frigoríficas industriales, pero muy malos para el medioambiente por ser gases de efecto invernadero.

La Unión Europea ha puesto como objetivo para 2030 reducir las emisiones de HFC en un 21%. En la asociación de fabricantes e instaladores se quejan de que la disminución paulatina de este gas “ha provocado subidas de precio e incluso problemas de desabastecimiento, generando un mercado ilegal de gases refrigerantes”.

Roberto Solsona, presidente de Aefyt, señala que “este mercado ilegal en España puede llegar a representar entre 3.000 y 4.000 toneladas de HFC al año”, cuando el mercado total ronda las 9.000 toneladas.

Los números del sector en España

Según cifras de Aefyt, el sector de fabricantes e instaladores de refrigeración factura 5.000 millones de euros al año y emplea a más de 22.000 personas en España. La organización resalta que el sector es importante para industrias como la agroalimentaria, la automoción, el turismo y la farmacéutica, entre otras. Hay 5.000 empresas certificadas como instaladores y más de 200 empresas fabricantes, consultoras y comercializadoras de suministros y equipos frigoríficos. Dos tercios de los ingresos del sector provienen de la instalación, según datos de Aefyt.

Normas
Entra en El País para participar