Inditex recupera el impulso y mejora ventas, beneficio y márgenes en el primer trimestre

La textil acelera la reducción de tiendas: del 31 de enero al 30 de abril la red se ha contraído en 43 establecimientos

Inditex recupera el impulso y mejora ventas, beneficio y márgenes en el primer trimestre pulsa en la foto

Inditex recupera cierto impulso en el arranque de su ejercicio fiscal. La textil gallega cerró el primer trimestre con unas ventas de  5.927 millones, una mejora del 5% respecto al mismo periodo del año anterior. Como es costumbre, se trata de un nuevo récord de ingresos para este período. Hay que recordar que la compañía que preside Pablo Isla cerró el ejercicio 2018 con el menor incremento de ingresos de su historia, del orden del 3%, y que el crecimiento en el primer trimestre del mismo fue de apenas el 1,5%.

Las ventas registradas entre febrero y abril de este año están, eso sí, ligeramente por debajo de las previsiones trazadas por los analistas en los últimos días, y que hablaban de un crecimiento de entre el 7% y el 8%. La compañía explica que, en la segunda mitad del trimestre, estas se vieron afectadas "por condiciones meteorológicas adversas tal como se ha visto reflejado en las estadísticas sectoriales publicadas en diversos mercados". Inditex indica también que "con la vuelta de condiciones de mercado normales la venta ha retornado a los niveles previos". La dirección se ha puesto como objetivo para este año un crecimiento de las ventas comparables de entre el 4% y el 6%.

El beneficio de la firma también mejoró un 10% entre febrero y abril de este año hasta los  734 millones, de nuevo, una cifra récord y recuperando el crecimiento a doble dígito, y el ebitda alcanzó los 1.675 millones, un 48% más. Sin embargo, como informa la compañía, estas cuentas están formuladas con la nueva normativa sobre arrendamientos NIIF 16, que hace que ciertas variables no sean comparables. Sin ella, el crecimiento del ebitda hubiese sido del 9% y el del beneficio neto, del 7%. Esto también ha llevado a un aumento de los ratos de ebitda y ebit sobre ventas. El primero escala del 19,9% al 28,3%, y el segundo, del 15,1% al 16,5%.

El margen bruto, la diferencia entre las ventas y su coste, y que se libra de los impactos de la NIIF 16, creció hasta 3.524 millones, un 6% más. En términos porcentuales, este pasó del 58,9% del primer trimestre del año pasado al 59,5%, el nivel más alto desde 2013 para este periodo. La posición de caja mejoró un 9%, hasta los 6.669, debido a las menores inversiones relacionadas con su proceso de transformación.

Inditex recupera el impulso y mejora ventas, beneficio y márgenes en el primer trimestre

El número de tiendas se redujo en un establecimiento, hasta los 7.447, siendo la primera vez en su historia que se contrae en un primer trimestre. Entre 2008 y 2018, el ritmo de aperturas netas en Inditex en este primer periodo del año promedió las 380. En los primeros tres meses del año pasado la textil ya las redujo a 63, y en el conjunto del ejercicio 2018 las aperturas netas apenas fueron 15, su cifra más baja para un año completo.

El grupo ha apostado por incrementar la superficie comercial de las nuevas tiendas que ha abierto desde 2012, lo que en algunas zonas han llevado a cerrar otras más pequeñas cuyas ventas y empleos eran absorbidas por los nuevos locales. Del 31 de enero, cuando cerró el ejercicio 2018, al 30 de abril de este año, la red se ha contraído de 7.490 a 7.447, una contracción de 43 establecimientos.

El grupo ha adelantado resultados de parte del segundo trimestre, que comenzó en mayo, reflejando un crecimiento de las ventas del 9,5% entre el 1 de mayo y el 7 de junio. Sumado este rango al primer trimestre, los ingresos de Inditex en lo que va de año crecen un 6,5%.

Estos son los primeros resultados que Inditex presenta tras el nombramiento de Carlos Crespo como consejero delegado de la compañía, que tomará posesión a partir de julio. El grupo está inmerso en un profundo proceso de transformación que culminará en 2020, cuando todas sus marcas [Zara, Zara Home, Massimo Dutti, ­Bershka, Oysho, Pull & Bear, Stradivarius y Uterqüe] venderán sus productos a 200 mercados a través de internet, integrando el stock de todas las tiendas físicas y la venta online.

"Un modelo único"

En la conferencia con analistas, el presidente ejecutivo de Inditex, Pablo Isla, ha valorado la mejora de los resultados como una consecuencia de la ejecución de su modelo de integración de ventas físicas y online, además de la gestión del inventario y la capacidad para adaptarse a las demandas de los clientes. "Nuestro enfoque es único y característico. Siempre hablamos de calidad: calidad del producto, del inventario, de las tiendas, del modelo, de la integración, de nuestra oferta online...", ha analizado, insistiendo en que la "habilidad de reaccionar, de manejar el stock, la flexibilidad para adaptarnos a los cambios" es la esencia del modelo. Cuando sabemos lo que los clientes quieren, intentamos dárselo en un corto periodo de tiempo". Isla ha anticipado que prevé un ligero impacto positivo de las divisas para el conjunto del ejercicio 2019 en las ventas, y que la superficie comercial bruta crecerá en torno al 6%. "Vemos oportunidades de crecimiento en el futuro", ha subrayado el presidente ejecutivo.

La junta, el 16 de julio

Inditex ha confirmado que su junta general de accionistas se celebrará el próximo 16 de julio. En ella, además de la aprobación de las cuentas, se procederá a la aprobación de la entrada de Carlos Crespo en el consejo de administración, en calidad de consejero ejecutivo. También se aprobará la nueva política de dividendos anunciada en la presentación de resultados de marzo pasado. El payout crece del 50% al 60%, y se aprobará un dividendo extraordinario de 1 euro por acción a distribuir con cargo a los ejercicios 2018, 2019 y 2020. El dividendo que Inditex pagará con cargo al ejercicio 2018 será de 0,88 euros por acción. La junta también procederá a reelegir a Pablo Isla como presidente ejecutivo.

Normas