Inditex logra el 37% del beneficio en España gracias al ‘efecto sede’

El grupo de Amancio Ortega desvela por primera vez los resultados por países

Inditex pulsa en la foto

Inditex ha desvelado por primera vez en su informe financiero anual la contribución de cada mercado a su resultado antes de impuestos. El grupo que preside Pablo Isla generó el 37% de su beneficio antes de impuestos en España el pasado año. Eso dato no solo muestra la relevancia que sigue teniendo el mercado nacional para la textil, pese a su progresiva pérdida de peso dentro de las ventas globales, sino también la importancia del efecto de tener su sede en España.

Su resultado antes de impuestos en el ejercicio 2018, que finalizó el pasado 31 de enero, fue de 4.428 millones, un 1,7% más que en 2017. De esa cifra España generó 1.650 millones, el 37% del total. Es, con diferencia, el mercado que más aporta a este indicador, superando por ejemplo la suma de todos los mercados europeos juntos, que llegan a 1.432 millones. Asia aportó 546 millones a ese resultado, mientras que América alcanzó los 294. Los ajustes de consolidación incrementan la suma en otros 506 millones.

Inditex explica que la contribución al resultado antes de impuestos no refleja la rentabilidad del grupo en cada mercado en la medida en que está condicionada por el “efecto sede” y por el cumplimiento de la normativa internacional en materia de precios de transferencia por la cual se atribuye a determinados mercados la contribución asociada al desempeño de las funciones de diseño, aprovisionamiento, logística y distribución.

Eso explica no solo el enorme de peso de España en el resultado del grupo, sino también el fuerte volumen de beneficios registrados en países como Holanda y Suiza (con filiales y sociedades de cartera especializadas), donde Inditex tiene una presencia muy inferior en tiendas y ventas a otros como Francia, Italia, Portugal y Reino Unido, por ejemplo.

Inditex da información desglosada de 24 de los mercados en que está presente y en todos ellos logra beneficios. No aparecen, sin embargo, los resultados de dos de los mercados en que tiene más de 100 tiendas: Arabia Saudí y Turquía.

El peso de España

La importancia de España en la generación del resultado antes de impuestos de Inditex radica, sobre todo, en el efecto sede, según explican fuentes de la compañía. El grupo cuenta con 61 sociedades filiales o vinculadas registradas en el país, de las casi 400 que componen su estructura empresarial. Esto se traduce, entre otras consecuencias, en que de los 6.166 millones de euros que pagó en impuestos durante el ejercicio, 1.700 fueron cobrados por la Hacienda española, tanto propios como recaudados. La tasa efectiva del impuesto de sociedades en España fue del 22%, lo que equivale a una aportación de 360 millones. Según los datos de la empresa, en los últimos cinco años ha pagado más de 2.000 millones por este concepto.

En España, además, del efecto sede, tampoco hay que desdeñar el hecho de que sigue siendo el mercado individual más importante en ventas para el grupo.

En el ejercicio pasado los ingresos generados en el país también alcanzaron un nuevo récord, con 4.557 millones de euros, un crecimiento del 3% pese a que el número de tiendas se redujo en 53, hasta 1.635, el 22% de todas las que Inditex tiene repartidas por el mundo. Sin embargo, y aunque el peso del mercado nacional sigue siendo relevante, también es cierto que este cada vez es menor. En el ejercicio 2008, justo hace 10 años, las ventas generadas en las tiendas abiertas en España suponían el 34% del total, justo el doble del porcentaje que representan en la actualidad.

Si en ese periodo, los ingresos totales del grupo textil han aumentado un 150%, de 10.407 millones a 26.145, los generados en España lo han hecho en un 28%. Además, el número de tiendas se ha reducido en 261, mientras que su red global se ha doblado: de las 3.556 de entonces a las 7.490 que tenía a 31 de enero de este año. En este sentido, el mercado español ha sido de los primeros en los que Inditex ha aplicado su nueva estrategia de superficie comercial, consistente en el cierre de tiendas pequeñas cuyo negocio es absorbido por otros establecimientos más grandes. España es hoy para Inditex un mercado maduro, pero clave en su generación de beneficios.

El reparto de los 174.386 empleados

España, líder. Más de uno de cada cuatro empleos de la plantilla de 174.386 personas del grupo Inditex está en España. Concretamente, son 47.930 trabajadores, el 27,5% del total. De nuevo, esa gran concentración del empleo en España se produce gracias al efecto sede. Aun siendo también España el principal mercado del grupo, ni por número de tiendas ni por volumen de ventas se justificaría una diferencia tan grande con los demás países. Es la presencia de la sede central del grupo, de las sedes de las cadenas y de centros logísticos que dan servicio internacional lo que explica tanta plantilla en España.

China y Rusia. Los siguientes países con más empleados sí que se corresponden con aquellos en los que Inditex tiene un mayor número de tiendas, descontada España. En las más de 600 tiendas de China (incluyendo Hong Kong y Macao) trabajan para el grupo que controla Amancio Ortega un total de 13.113 personas. En Rusia, donde Inditex cerró el año con 547 tiendas, había 10.365 empleados.

Francia, Italia y Portugal. Sin contar España, los países de la Unión Europea donde Inditex tiene más trabajadores son Francia (9.414), Italia (8.600) y Portugal (7.001).

Normas