Bolsa

Tubos Reunidos se dispara un 8,97% en Bolsa tras anunciar que ultima su refinanciación

Las acciones de la compañía, que abre la puerta a capitalizar su deuda, han estado suspendidas de cotización

Operario trabajando en un fábrica.
Operario trabajando en un fábrica.

Las acciones de Tubos Reunidos se han disparado hoy un 8,7%, hasta los 0,255 euros después de haber permanecido suspendidas antes de la apertura de mercado. La compañía ha informado a la CNMV de que ha alcanzado un principio de acuerdo sobre los términos y condiciones de la refinanciación de su deuda financiera, que asciende a 351 millones de euros. Las acciones de Tubos cerraron ayer la jornada con una subida del 9,35%.

La nueva estructura constará de líneas de circulante por 92 millones, un tramo de 85 millones con calendario de amortización creciente y un bono de cinco millones, ambos con vencimiento a cinco años prorrogables. Además, hay tres tramos convertibles en capital con vencimientos a vencimiento (bullet) a seis años, aunque prorrogables, con  un tramo de 122 millones, otro de 36 y un bono de 10 millones, cuyos intereses no se pagarán en dinero contante y sonante, sino que incrementarán la cifra del principal a vencimiento o en un supuesto de conversión.

La refinanciación está sujeta al cumplimiento de ciertas condiciones, incluyendo la homologación judicial del acuerdo y la aprobación por parte de la junta de accionistas de la emisión de los instrumentos financieros convertibles. "Tubos Reunidos consigue racionalizar su deuda y contar con mayor flexibilidad en sus compromisos financieros, lo que contribuirá a alcanzar los objetivos de su plan de negocio dentro de las actuales necesidades del mercado", señala la empresa en un comunicado a la CNMV. La compañía ha sufrido la imposición de aranceles a las importaciones europeas de productos de acero de Estados Unidos. 

Esta mañana, El Confidencial ha publicado que la compañía vasca había alcanzado ya un acuerdo con sus acreedores, entre los que destaca BBVA, a su vez el primer accionista. El banco con sede en Bilbao, que era muy reticente a alargar los vencimientos de la empresa con acerías en Álava y Vizcaya por su obligación de provisionar las pérdidas, ha aceptado finalmente la propuesta de extender hasta cinco años los cerca de 350 millones de euros de deuda.

Las mismas fuentes indican que la firma del acuerdo entre Tubos Reunidos y la banca, encabezada por BBVA, Santander, Kutxabank, Sabadell, CaixaBank, Caja Rural de Navarra, Bankoa, Bankinter y el Instituto de Crédito Oficial, se firmará en las dos próximas semanas una vez se afinen los últimos matices de la reestructuración. 

La situación de Tubos Reunidos es delicada. En lo que va de año, las acciones de Tubos Reunidos avanzan un 63% en parte por las especulaciones precisamente sobre la negociación con sus acreedores. La empresa se encuentra desde hace tiempo en un proceso de negociación con sus bancos acreedores con el objetivo de alcanzar un acuerdo para adaptar sus compromisos de deuda a la situación del mercado y de la propia empresa tras el duro año que tuvo en 2018.

Números rojos

El grupo alavés perdió 13,3 millones al cierre del primer trimestre, lo que supuso un aumento del 54,6 % de los números rojos en relación con el mismo período de 2018. Las ventas cayeron un 14%, hasta 69,6 millones. Pero la comentada reactivación ha permitido a Tubor Reunidos aumentar un 32% su cartera de pedidos, que al pasado 31 de marzo estaba valorada en 104 millones.

Esta carga de trabajo supondrá "la plena utilización de la capacidad productiva en los próximos meses", según el grupo de Llodio (Álava). Con el nuevo escenario, Tubos Reunidos podrá contrarrestar en parte las subidas de aranceles del 25 % de Estados Unidos (EE. UU.) a los tubos sin soldadura. La medida de Donald Trump afecta de forma directa a un grupo que consigue más del 40 % de sus ventas en ese mercado.

Por el lado positivo, las autoridades comunitarias aprobaron el pasado 4 de febrero la entrada en vigor de unas medidas de salvaguarda para impedir las importaciones de los tubos de terceros países que desviaban sus operaciones hacia Europa por las barreras comerciales de Trump. Hasta esa fecha, los tubos extra comunitarios han desembarcado sin problemas en el continente, complicando la situación de los productores europeos.

Normas