Tubos Reunidos aumenta un 54% sus pérdidas pero confía en la recuperación del petróleo en 2019

La cartera de pedidos creció un 32 % y alcanzó los 104 millones al cierre del trimestre

Tubos Reunidos es uno de los dos fabricantes nacionales de tubos sin soldadura.
Tubos Reunidos es uno de los dos fabricantes nacionales de tubos sin soldadura.

Tubos Reunidos (TR) sigue en una situación delicada , pero la evolución del mercado comienza a jugar a su favor. La reactivación durante este año de los precios del petróleo, uno de los principales clientes del fabricante de tubos sin soldadura, está impulsando la actividad de los pozos de extracción en todo el mundo, que en 2018 se vieron afectados por una depreciación del 40 % del oro negro. De enero a abril de este año, el crudo se ha revalorizado un 45 % de media.

El grupo alavés perdió 13,3 millones al cierre del primer trimestre, lo que supuso un aumento del 54,6 % de los números rojos en relación con el mismo período de 2018. Las ventas cayeron un 14 %, hasta 69, 6 millones. Pero la comentada reactivación ha permitido a TR aumentar un 32 % su cartera de pedidos, que al pasado 31 de marzo estaba valorada en 104 millones.

Esta carga de trabajo supondrá "la plena utilización de la capacidad productiva en los próximos meses", según el grupo de Llodio (Álava). Con el nuevo escenario, TR podrá contrarrestar en parte las subidas de aranceles del 25 % de Estados Unidos (EE. UU.) a los tubos sin soldadura. La medida de Donald Trump afecta de forma directa a un grupo que consigue más del 40 % de sus ventas en ese mercado.

Por el lado positivo, las autoridades comunitarias aprobaron el pasado 4 de febrero la entrada en vigor de unas medidas de salvaguarda para impedir las importaciones de los tubos de terceros países que desviaban sus operaciones hacia Europa por las barreras comerciales de Trump. Hasta esa fecha, los tubos extra comunitarios han desembarcado sin problemas en el continente, complicando la situación de los productores europeos.

TR ha comunicado que ha aumentado sus contratos en EE. UU. en el ámbito de los equipos OCGT, que dejan más margen en las operaciones. Y ha estrechado su alianza con el grupo japonés Marubeni, con el que comparte al 50 % una planta de roscado de tubos en Nanclares de Oca (Álava), para impulsar las ventas de tubos OCGT. También van al alza los proyectos en Asia y Medio, según TR, y a precios superiores a los de 2018.

Mientras, el balance de la empresa vasca sigue tensionado. Al cierre del trimestre, el flujo de caja era negativo en 15,3 millones. Y la deuda neta ascendía a 233,5 millones. TR confía en alcanzar "próximamente" un acuerdo con los bancos sobre la refinanciación de ese pasivo. 

 

Normas