Tecnología

Google compra Looker por más de 2.300 millones y refuerza su oferta en la nube

La cuarta mayor adquisición de la compañía le permitirá competir mejor con Amazon y Microsoft en analítica de datos

Una persona pasa junto a un logo de Google en San Francisco.
Una persona pasa junto a un logo de Google en San Francisco.

Google da un paso adelante para reforzar su oferta en la nube, donde compite con dos gigantes de la talla de Amazon y Microsoft. La compañía ha anunciado este jueves que ha acordado la compra de Looker Data Sciences, una firma especializada en análisis de datos, por 2.600 millones de dólares (unos 2.303 millones de euros). Se trata del primer gran movimiento dado por Thomas Kurian, quien se unió como CEO de Google Cloud el pasado noviembre, sustituyendo a Diane Greene. La adquisición se hará en efectivo.

Se trata de la mayor compra que hace Google desde que adquirió Nest Labs, dedicada a la fabricación de dispositivos para el hogar inteligente, por 3.200 millones de dólares en 2014. Y es la cuarta mayor de su historia si se cuenta los 12.500 millones de dólares que desembolsó por Motorola y los 3.100 millones que pagó por DoubleClick.

Looker ofrece soluciones para que las compañías puedan visualizar y analizar los datos almacenados en la nube, con el fin de poder detectar tendencias y extraer información realmente útil. Con su adquisición, el buscador asegura que podrá ofrecer a sus clientes "la solución de análisis de datos más completa (...) y permitiremos a las empresas aprovechar el poder de la analítica, el aprendizaje automático y la inteligencia artificial", dijo Google en un comunicado.

La multinacional busca con este movimiento ganar cuota de mercado a Amazon y Microsoft en la nube y diversificar su fuente de ingresos, ahora que se desacelera su negocio publicitario. Amazon Web Services reportó en el último trimestre 7.700 millones de dólares en ingresos y ostenta el 32% del mercado de infraestructura informática en la nube. Un negocio donde Google tenía el 7,6% de cuota a finales de 2018, y Microsoft el 13,7%, según Canalys. Google no desglosa los ingresos de su negocio en la nube, pero sí ha señalado que aporta más de 1.000 millones por trimestre entre la nube pública y las aplicaciones en la nube.

Looker y Google Cloud tienen culturas muy similares y comparten más de 350 clientes de diferentes industrias, entre ellos BuzzFeed, Yahoo y Hearst. Según explica Kurian a Reuters, la herramienta de inteligencia de negocios de la firma adquirida será un complemento perfecto para BigQuery, otra solución que ya poseen para la gestión de grandes cantidades de datos, lo que les daría mayor fuerza en el segmento de datos y análisis, un área "donde ya somos fuertes", dice.

En concreto, Looker proporciona una herramienta de visualización creada para la nube que ayuda a los clientes a detectar tendencias y extraer información útil a partir de los datos. Esta solución compite con otras como Tableau, Power BI de Microsoft o QuickSight de Amazon. 

Se espera que la adquisición, que está sujeta a la aprobación de los reguladores, se complete a lo largo de este año. Looker, con sede en Santa Cruz (California), fue fundada en 2012 y en la actualidad emplea a 800 personas. La firma había recaudado hasta la fecha 281 millones de fondos de capital riesgo y había sido valorada en 1.600 millones de dólares en su última ronda de financiación el pasado año. Entre sus inversores están Goldman Sachs, Kleiner Perking y Meritech Capital Partners.

La herramienta de Looker se ofrece en múltiples nubes, además de la de Google y se integra con otras bases de datos que compiten con productos del gigante de internet. Según ha explicado Kurian, Looker seguirá trabajando con otros productos, como Redshift de Amazon Web Services y Azure SQL Server de Microsoft. 

Alphabet, matriz de Google, ya había invertido en Looker a través de su fondo de capital riesgo CapitalG. Según Techcrunch, Looker habría superado el pasado año los 100 millones de dólares de ingresos y estaría creciendo un 70% anual. Google confía en que le ayude a ser un jugador clave en el mercado de inteligencia empresarial y análisis.

La compra se produce solo un día después de que Microsoft y Oracle anunciaran que conectan sus nubes para sumar fuerzas frente a Amazon. La batalla entre los gigantes tecnologías en la nube sube de decibelios.

Normas