La Seguridad Social gana 211.752 cotizantes en mayo y roza su máximo histórico

El número de parados inscritos baja en 84.075 personas y alcanza el nivel más bajo en un mes de mayo en los diez últimos años

Paro en mayo pulsa en la foto

El mercado laboral sigue ganando efectivos. En mayo pasado, la Seguridad Social sumó 211.752 nuevos afiliados con lo que alcanzó un total de 19.442.113 cotizantes. Esta es la cifra más alta alcanzada en un mes de mayo y roza su máximo histórico de 19,49 millones de afiliados alcanzado en julio de 2007.

Así lo indican los datos facilitados hoy por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que también señalan que el desempleo registrado en las oficinas públicas bajó en 84.075 personas, dejando el número de parados inscritos en 3.079.491, el nivel más bajo en un mes de mayo en los diez últimos años.

El nuevo empleo se concentró fundamentalmente en el sector servicios, liderado por la hostelería (con 76.591 cotizantes más); las empresas de servicios (23.152); la sanidad, 16.193 afiliados más y el comercio, con 12.528.

Este mes de mayo registra por primera vez una cifra de mujeres ocupadas por encima de los 9 millones (9.043.749). Mientras que en el colectivo de hombres trabajadores se alcanzan los 10.398.364.

Sin embargo, el ritmo de crecimiento interanual durante los últimos doce meses se ha ralentizado ligeramente hasta el 2,78%, con 526.446 cotizantes más. Es el porcentaje más bajo desde 2016.

Asimismo, otro dato que indica un avance más contenido del empleo es el de la afiliación corregida por el ajuste estacional, que refleja un incremento del número de afiliados en mayo mucho más modesto, de 26.549 cotizantes. 

Otro dato negativo del mes de mayo ha sido el repunte de la contratación temporal y la caída de los indefinidos. El mes pasado se produjo un importante avance del número de contratos en general, que se incrementaron un 17,5% respecto a abril. Nueve de cada diez nuevos contratos fueron temporales, que aumentaron un 19% respecto al mes anterior, mientras que los fijos subieron un 5,2%. 

Pero lo peor llega en la comparativa anual, ya que la contratación indefinida vuelve a caer un 8% en términos interanuales, al tiempo que los temporales subieron casi un 2% en los últimos doce meses.

Más beneficiarios de ayudas

En cuanto a la protección a los desempleados, en abril pasado –estos datos llevan un mes de retraso—el número de beneficiarios de subsidios fue el que más avanzó, un 6,7% interanual, aupado por las nuevas condiciones de esta ayuda para mayores de 55 años. Si bien el número de desestimientos de este subsidio es alto, ya que el número de solicitudes crecen un 12% interanual, casi el doble que los beneficiarios.

El número de prestaciones contributivas creció también un 5% en términos anuales, con lo que en general, la tasa de cobertura aumentó cinco puntos hasta el 59,1% de los parados que cobra algún tipo de ayuda económica. La nómina mensual para pagar estas ayudas subió igualmente un 5% hasta los 1.468 millones de euros.

Territorialmente, las islas protagonizaron la mejor y peor cara de estos datos. Baleares se anotó el mayor incremento del número de cotizantes en el mes de mayo, con un 10,4% más que en abril; mientras que Canarias fue la única comunidad autónoma que destruyó empleo el mes pasado (478 afiliados menos que en abril).

 

 

 

 

 

El mejor dato

De todas las cifras facilitadas hoy por el Ministerio de Trabajo hay una que, sin duda, es la mejor para la sostenibilidad del sistema de pensiones. Se trata del ratio de cotizantes por pensionista, que ha aumentado considerablemente hasta el 2,32, el más alto desde diciembre de 2012. Esto es así porque el número total de cotizantes, que está compuesto por los trabajadores ocupados afiliados a la Seguridad Social y los beneficiarios de prestaciones y subsidios por desempleo (por los que el Estado cotiza) suma ya 20,4 millones, la cifra más elevada desde finales de 2009. Por su parte, el avance del número de pensionistas se eleva a 8.815.982. Este ratio, refleja las condiciones de un sistema de pensiones para financiarse. En 2007, antes del estallido de la crisis llegó hasta los 2,71 cotizantes por cada pensionista.

Normas