Alimentación

Ebro Foods replantea su estrategia en EE UU tras un mal 2018

El grupo elimina marcas poco rentables en el negocio arrocero, en el que EE UU es su principal mercado

Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods, en una foto de archivo.
Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods, en una foto de archivo.

La compañía de alimentación Ebro Foods, propietaria de marcas como SOS o Brillante, ha decidido replantear su estrategia en uno de sus principales mercados, EE UU, después de un año de dificultades en los negocios de arroz y pasta. El grupo cerró el ejercicio 2018 con un crecimiento de ventas del 5,6%, hasta los 2.646 millones de euros, pero sufrió retrocesos reseñables en su rentabilidad. Su ebitda se contrajo un 13,4%, hasta 310 millones, y su beneficio neto un 36%, cerrando en 141 millones.

Algunos de los principales problemas que atravesó Ebro Foods durante 2018 tuvieron su origen en EE UU. Como ha explicado su presidente, Antonio Hernández Callejas, en la junta general de accionistas celebrada este martes en Madrid, “hemos incurrido en ciertos errores a la hora de planificar la producción, y también que la forma de organización de la producción de nuestras plantas de Freeport y Memphis no era la adecuada”. Uno de los obstáculos con los que se ha topado Ebro Foods en sus operaciones en EE UU ha sido la imposibilidad de reclutar ciertos perfiles laborales por la situación de pleno empleo en estas zonas, “pero también es verdad que podíamos haber sido más eficaces”.

Pero no ha sido el único. En el segmento del arroz, en el que el mercado de EE UU genera el 40% de las ventas del grupo, Hernández Callejas ha subrayado que ha sido “donde hemos tenido los mayores problemas”, y ha explicado que han comenzado a eliminar marcas y productos no rentables. “Los resultados del primer trimeste de 2019 muestran una evidente recuperación”, ha aseverado. La mayoría de los productos suprimidos forman parte del negocio arrocero de American Rice, que Ebro Foods adquirió a Deoleo en 2011. "Son negocios que tenían mucho volumen pero no tanta rentabilidad. Ahora estamos enfocados en la rentabilidad, en negocios con capacidad de crecimiento", ha añadido el presidente de Ebro Foods. En el primer trimestre del ejercicio en curso, la actividad arrocera ha crecido un 11% en ventas y un 12% en su ebitda.

Sin embargo, la actividad en el negocio de pasta en el país norteamericano sigue estancada. “Además de que es un mercado que no crece, alguno de los grandes retailers están disminuyendo el espacio destinado a pasta en el lineal, favoreciendo su propia marca blanca”, ha analizado Hernández Callejas. “Este año nuestras ventas de marca de distribuidor han carecido de la rentabilidad de otros años y nos estamos replanteando nuestro posicionamiento”, ha anticipado.

Normas