Infraestructuras

Abertis analiza la mexicana RCO ante el nuevo plan de venta de Goldman Sachs

La catalana y su accionista Atlantia ya intentaron la compra por separado en 2017

RCO México pulsa en la foto

México vuelve a llamar la atención de los grandes inversores en infraestructuras con la nueva tentativa de Goldman Sachs de desinvertir en una de las principales concesionarias del país, Red de Carreteras de Occidente (RCO). Pero también preocupa la vuelta de tuerca en la presión ejercida por el presidente estadounidense Donald Trump, esta vez en forma de fuertes aranceles, contra el país con el que comparte frontera.

El fondo Goldman Sachs Infrastructure Partners (GSIP) vuelve a sondear el apetito del mercado por una compañía titular de cinco concesionarias, que suman 11 autopistas, con un total de 876 kilómetros (ver mapa adjunto) y vencimientos entre 2025 y 2049. El mismo propietario ya tuvo RCO en venta en 2017, cuando Abertis y Atlantia no estaban aún ligadas accionarialmente y ambas estaban dispuestas a ofertar por separado.

La operación vuelve a estar condicionada por la presión de Donald Trump a México

Fuentes cercanas a la compañía catalana aseguran que la empresa mexicana sigue cuadrando en su estrategia de crecimiento y que una eventual operación está actualmente bajo análisis, pese al nuevo foco ampliado hacia activos que incluyan la fase de construcción (greenfield, en el argot del sector). El otro accionista de Abertis, ACS, cuenta con amplia experiencia en el país norteamericano y no pone reparo alguno a realizar una tentativa sobre RCO.

Lo que se está debatiendo en Abertis es si acometer el proceso en solitario, hacerlo a través de un vehículo en el que participen Atlantia y ACS, o pujar con un consorcio dando entrada a un socio de perfil financiero. Al final, dependerá en buena parte de la estructura de venta propuesta por Goldman Sachs.

Contactado por este periódico, en el entorno del fondo se reconoce la citada prospección del mercado en busca de inversores, si bien se matiza que aún no hay una operación de venta en firme.

De momento se especula con una valoración de la compañía que se acerca a los 2.000 millones de euros. Seis años atrás, la propia Goldman Sachs Infrastructure Partners se hizo con el 18,7% de RCO que estaba en manos de la constructora local ICA por 393 millones de dólares (352 millones de euros al cambio actual), lo que arrojaba una valoración de 2.100 millones de dólares por el 100% (1.885 millones de euros).

Las 11 autopistas, con fin de plazo entre 2025 y 2049, sumaron el año pasado un ebitda de 319 millones de euros y 73 millones de beneficio

En contra de la parte vendedora pesa que el desafío de Estados Unidos a México, con la promesa de fuertes tasas a la importación de bienes mexicanos, pueda derivar en un enfriamiento de la economía y el consiguiente abaratamiento del activo en el escaparate.

“El 10 de junio Estados Unidos impondrá tarifas del 5% a todos los bienes que entran en nuestro país desde México, hasta que dejen de entrar desde México migrantes ilegales”, señaló Trump el viernes a través de su cuenta en Twitter. Y añadió que los aranceles aumentarán el 1 de julio a un 10%, a un 15% el 1 de agosto, a un 20% el 1 de septiembre, y el 1 de octubre a un 25%”.

Pese a que esta puede ser una crisis puntual en un negocio a muy largo plazo, como es el de la explotación de autopistas, el fondo GSIP ya canceló su proyecto de salida de RCO cuando Trump fue elegido presidente y comenzó a amenazar con la construcción del muro.

Puesto de cobro de peajes en la autopista Zapotlanejo-Guadalajara, una de las 11 gestionadas por RCO.
Puesto de cobro de peajes en la autopista Zapotlanejo-Guadalajara, una de las 11 gestionadas por RCO.

400 millones en ingresos

RCO es una de las mayores operadoras de autopistas del país, surgida de la privatización del paquete de concesiones federales Farac 1 en el año 2007. Algunos de sus principales competidores son Aleática (antes OHL México) y Pinfra, además de las españolas Sacyr Concesiones, Globalvía o Roadis, que también están presentes en este mercado. Abertis, por su parte, tiene negocios en Brasil, Chile, Colombia o Argentina, pero está por estrenarse en México.

En un ejercicio 2018 de fuerte incertidumbre por las amenazas sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el cambio de Gobierno en México o la subida del precio del combustible, los ingresos de RCO aumentaron un 12% en 2018, hasta los 9.005 millones de pesos (411 millones de euros). El ebitda alcanzó los 6.985 millones de pesos (319 millones de euros, un 7,43%) y el ebitda ajustado fue de 7.970 millones (364 millones de euros, un 12% más alto que el de 2017). El margen de ebitda ajustado se mantuvo el año pasado en el 88,5%.

El beneficio bajó un 15,9%, hasta los 1.592 millones de pesos (72,7 millones de euros). La deuda a largo plazo, por su parte, es de 41.532 millones de pesos (1.896 millones de euros) a diciembre del año pasado, un 1,7% más alta que la del año precedente. La posición de efectivo y equivalentes suma 7.220 millones de pesos (330 millones).

Con presencia en los estados de Jalisco, Michoacán y Querétaro, las autopistas de RCO se concentran en el triángulo formado por Aguascalientes, Guadalajara y Querétaro.

Normas