Los instaladores eléctricos temen que Cepsa o Repsol acaparen el negocio del autoconsumo

Fenie ve una oportunidad para el sector pero reconoce la fuerte competencia

Los instaladores eléctricos temen que Cepsa o Repsol acaparen el negocio del autoconsumo

El autoconsumo energético abre posibilidades de negocio, pero tememos que otras firmas ajenas al sector nos hagan competencia”. Con esta frase, Jaume Fornés, presidente de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España (Fenie), expresó la incertidumbre que existe entre los trabajadores del sector por el boom que ha generado el decreto que regula el autoconsumo energético y la entrada de nuevos jugadores, como Cepsa o Repsol. Fornés hizo estas consideraciones en la inauguración del GES Premium Event, organizado por la compañía Electro Stocks, empresa que se dedica a vender productos a instaladores profesionales ligados a fontanería, iluminación o climatización.

“La industria eléctrica está viviendo una transformación sin precedentes por el proceso de descarbonización. En este gran escenario están entrando nuevos jugadores, compañías como Cepsa y Repsol que han montado comercializadoras. Ellos lo van a tener mucho más fácil que nosotros, quieren llegar al cliente para ofrecer cualquier tipo de servicio. A la empresa instaladora le falta un papel fundamental, que es la parte comercial”, indicó durante su exposición. En ese mismo sentido se pronunció Iñaki Aramburu, director de marketing y comunicación del grupo Electro Stocks, en declaraciones a CincoDías. “Son nuevos jugadores, estamos un poco a la expectativa. No tenemos datos de cuál es su cuota de mercado, veremos lo que pasa en los próximos meses. Puede ser una amenaza para nosotros”, explicó.

Otra de las preocupaciones del sector es la formación profesional, actualmente poco valorada en comparación con otros países europeos como Alemania. “Tenemos que cambiar la mentalidad de que un grado medio no es una buena alternativa. Queremos que el instalador deje de ser un instalador y pase a ser un asesor técnico energético. Es un trabajo de todos, hay que hacer un cambio cultural”, señaló Aramburu. “La formación profesional es un problema. Hay que involucrar a la gente joven para que vea que una gran salida, no del futuro sino ya del presente, es estudiar un grado medio”, añadió Fornés.

El comercio electrónico

Uno de los grandes retos del sector, al margen del autoconsumo, es su adaptación al comercio electrónico, donde el retraso del sector es significativo. Eduardo Matesanz, encargado de e-commerce en Electro Stocks, explicó que los instaladores de mayor edad siguen prefiriendo hacer sus compras en una tienda física, pero que el volumen de clientes online, especialmente aquellos más jovenes por debajo de los 35 o 40 años, ha ido aumentando en los últimos años. La compañía ha multiplicado por tres el número de profesionales que deciden hacer su compra por internet en el último año y medio, hasta un total de 5.000 usuarios (el 20% del total).

Por otro lado, Pablo Barallat, director comercial del canal profesional de Philips, indicó que una de las grandes oportunidades de negocio que el sector “no ha sabido aprovechar” bien hasta ahora, es que los productos de iluminación con tecnología led que venden son digitales, y que, por lo tanto, se pueden conectar al entorno. “Aquí es donde todos debemos ser conscientes de esta oportunidad y jugar bien ese partido”, aseguró Barallat.

Por su parte, Manel Anglada, director de distribución del grupo Simon, habló de otro negocio en auge, que es el coche eléctrico y para el que se necesitará una gran red de puntos de recarga. “Estamos a la cola de Europa. De todas formas el año pasado creció mucho el negocio de estaciones de carga, hasta un volumen de entre siete y ocho millones de euros. Tenemos instalados 4.000 puntos de carga en España y esperamos que este ejercicio alcancemos los 5.000”, indicó.

Electro Stocks prevé alcanzar 300 millones en ventas

La compañía se ha puesto como meta alcanzar un volumen de ventas de 300 millones de euros este año. En 2018, la empresa había alcanzado los 265 millones, lo que supuso un incremento del 11% respecto al ejercicio precedente. En 2014, el valor de las comercializaciones del grupo fue de 178,9 millones. Respecto a una posible venta de la compañía por parte de la entidad financiera de capital de riesgo Apax, Aramburu ha comentado que se lleva rumoreando “muchos años” al respecto, “pero que al final nunca pasa nada”. “Nuestra estrategia es seguir creciendo en el sector nacional”, ha añadido el directivo, desechando la posibilidad de una expansión a otros mercados. La compañía tiene 70 puntos de venta en toda España.

Normas