Endesa: una cuarta parte del parque automovilístico será eléctrico en 2030

El consejero delegado de la compañía, José Bogas, ha señalado la importancia de instalar una red más amplia de puntos de recarga para coches electrificados

José Bogas, consejero delegado de Endesa durante el foro MOVI.
José Bogas, consejero delegado de Endesa durante el foro MOVI.

En 2030 una cuarta parte del parque circulante español serán vehículos eléctricos. Así lo ha asegurado el consejero delegado de Endesa, José Bogas en el foro sobre la movilidad futura, MOVI, organizado por EL PAÍS, con el patrocinio de Correos, Endesa y Ferrovial, y la colaboración del COAM (Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid). Bogas ha añadido que, para llegar a esa meta, es necesaria la instalación de una red más amplia de puntos de recarga para automóviles electrificados.

“Una de las cosas más importantes que tiene que hacer la administración es la adecuación de la tarifa eléctrica, para que al cliente no le cueste más dinero instalar potencia extra para tener un punto de recarga en casa. Sería un elemento que incentivaría la utilización del coche eléctrico”, ha indicado Bogas.

Por su parte, el director general de sistemas de información e innovación de Ferrovial, Federico Flórez, ha remarcado que la movilidad del futuro además de ser eléctrica también será compartida, y que en ello está trabajando la empresa (es copropietaria junto a Renault de la plataforma de carsharing Zity, que opera en Madrid).

Flórez ha señalado que una de las grandes apuestas de la compañía es una aplicación móvil llamada Wondo, que permite al usuario elegir entre todas las opciones de movilidad que tiene a disposición y desde la que puede pagar por los servicios que escoja.

Transporte público

En la movilidad del futuro también juega un papel relevante un buen funcionamiento del transporte público. El consejero delegado del Metro de Madrid, Borja Carabante, ha asegurado este miércoles que el plan de la entidad pública de quita de amianto de la red finalizará en 2021. Un problema que ha motivado algunas de las últimas huelgas de los trabajadores del suburbano madrileño. “Estamos cumpliendo con los plazos que nos hemos marcado. Es un problema que afecta a cualquier construcción anterior a 2002”, ha dicho Carabante en una mesa en la que también participó su homólogo de TMB (Transportes Metropolitanos de Barcelona), Enric Cañas.

Ambos directivos han recalcado que el futuro de la movilidad pasará por ofrecer a los ciudadanos servicios intermodales, que permitan cambiar de un modo a otro de transporte y que en ese futuro también jugará un papel importante la movilidad autónoma. Cañas ha señalado que ya el 30% de la red barcelonesa de metro está automatizada y que aspiran a que “en seis o siete años” el metro en el anillo central de la ciudad sea completamente autónomo. “Esto no tiene porqué conllevar una pérdida de puestos de trabajo. Nuestros conductores no se dedican exclusivamente a esa tarea, sino que también realizan labores de atención al cliente”, ha explicado Cañas.

Uno de los ponentes, Joan Prat, director general de la Asociación de Municipios por la Movilidad y el Transporte Urbano (AMTU) ha mostrado en el foro un proyecto llevado a cabo en ocho ciudades catalanas en las que han probado servicios de autobuses autónomos que han utilizado más de 15.000 usuarios. Debido a la ausencia de legislación, se han realizado en entornos urbanos de tráfico restringido de ciudades como Girona, Vic, Sabadell, Reus o Terrasa.

Otro de los proyectos revolucionarios enseñados en el foro fue la red de transporte aéreo en entornos urbanos que está desarrollando Airbus. En concreto, la compañía ha puesto en marcha un servicio de taxis aéreos llamado VOOM en Sao Paulo (Brasil), que permite hacer un trayecto de dos horas en diez minutos. El servicio, si bien “todavía es caro”, según ha indicado Isabel del Pozo, directora de movilidad aérea urbana de la compañía, ya se ha puesto en marcha con un precio de entre 80 y 90 dólares (entre 71 y 80 euros). “Es fundamental un cambio en la infraestructura de las ciudades que facilite la instalación de estaciones desde las que despegar de manera vertical y aterrizar”, ha indicado Del Pozo. Ferrovial también está desarrollando un proyecto de vehículo volador, aunque "todavía hay mucho por hacer y es más a medio plazo", ha dicho Flórez.

Normas