La constitución de las Cortes augura una legislatura con gran confrontación política

Meritxell Batet, nueva presidenta de la Mesa del Congreso

el congreso de los diputados
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y el presidente del Senado, Manuel Cruz.

La legislatura echó este martes a andar con la constitución de las Cortes más divididas y polarizadas y el nombramiento de los nuevos presidentes del Congreso y el Senado. Un arranque marcado por el apoyo de Unidas Podemos y PNV a los socialistas en la Cámara Baja y el alejamiento de los partidos independentistas. La socialista Meritxell Batet se convirtió ayer en la nueva presidenta del Congreso gracias al apoyo de la formación liderada por Pablo Iglesias, los nacionalistas vascos, Compromís, Coalición Canaria y el Partido Regionalista Cántabro. Hubo que recurrir a la segunda vuelta, tras quedarse a solo un escaño de la mayoría absoluta en la primera votación.

Batet, que sustituye en el cargo a la popular Ana Pastor, quien pasa a ser vicepresidenta tercera, aseguró que su "presidencia será ejercida para que en todo momento haya respeto a la Constitución, a la ley y al otro". En un mensaje dirigido a la polarización de la Cámara, recordó que "ninguno de nosotros representa en exclusiva a España. Ni a ninguno de sus territorios. Todos somos el pueblo pero ninguno somos el pueblo".

Más sencilla resultó la constitución de la Mesa del Senado, presidida a partir de ahora por Manuel Cruz y donde el PSOE logró la mayoría absoluta 30 años después, al lograr 140 de los 266 escaños.

Horas antes, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, desveló que el futuro Ejecutivo impulsará ocho grandes pactos en la legislatura, que será, según avanzó "intensa en diálogo pero fructífera". Sánchez, en línea con su programa electoral y con las propuestas emprendidas en los diez meses de Gobierno desde la moción de censura contra Mariano Rajoy, avanzó que negociará un nuevo Estatuto de los Trabajadores y renovará el Pacto de Toledo para dar solución a la sostenibilidad de las pensiones que "tienen que mantenerse y revalorizarse", dijo.

Junto a ellos, mencionó la reforma del modelo autonómico con un nuevo sistema de financiación, pactos en educación y en ciencia, la lucha contra el cambio climático a través de un modelo de transición ecológica, una agenda feminista que luche contra la brecha salarial, un pacto por los jóvenes y el derecho a la eutanasia y a la muerte digna.

Un estreno de legislatura, la XIII, marcado por la irrupción de la extrema derecha de Vox, la mayor representación femenina de la historia de la democracia española –el 47% de sus señorías, con 164 escaños, ellas, y 184, ellos– y el acatamiento de la Constitución de los cinco parlamentarios electos que están en prisión provisional por el procés.

La tradicional liturgia de la constitución del Congreso vivió una bronca confrontación entre los independentistas y Cs y Vox por la fórmula utilizada por los diputados de ERC y Junts per Catalunya para prometer la Constitución "por imperativo legal", en catalán, defendiendo una república catalana y la libertad de los secesionistas. Un duelo que sirvió para enmarcar el saludo entre Pedro Sánchez y Oriol Junqueras, con permiso del juez para acudir al Congreso.

Los cuatro secretarios del Congreso

Gerardo Pisarello, de Barcelona en Comú, será el primer secretario de Congreso; Sofia Hernanz Costa, del PSOE, ocupará la segunda secretaría; el PP con Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente Adolfo Suárez González, tendrá la tercera secretaria; la cuarta secretaría será para Patricia Reyes Rivera, de Ciudadanos.

Normas