El Gobierno aspira a investir presidente a Sánchez a inicios de julio

La ministra portavoz en funciones alega que tras la constitución de las Cortes, la próxima semana, hará falta al menos un mes para negociar con los distintos grupos

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

El Ejecutivo, actualmente en funciones, estima que la votación para investir como presidente del Gobierno a Pedro Sánchez no se celebrará probablemente hasta el próximo mes de julio habida cuenta del tiempo necesario para negociar con los grupos de la oposición.

Así lo ha admitido este viernes la ministra portavoz, Isabel Celaá, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. “Habida cuenta la cantidad de tareas que hay que hacer calculamos que la investidura será en julio. Hay que hacer consultas, organizar los grupos, las mesas… Eso lleva bastante tiempo”, ha avanzado.

Teniendo en cuenta que las Cortes volverán a constituirse el próximo martes 21 de mayo, Celaa ha estimado las tareas pendientes requerirán “más o menos 30 días” antes de plantear la votación de investidura que se iría a finales de junio o, más posiblemente, a los primeros días de julio.

En cuanto a los posibles pactos que deberá cerrar el PSOE para gobernar con 123 diputados, frente a los 176 de la mayoría absoluta, Celaá ha defendido que el camino está aún por “transitar” y requerirá diálogo con todos los grupos del Parlamento.

Cuestionada sobre un posible pacto con Podemos, Celaá ha tomado las palabras del líder de esta formación, Pablo Iglesias, para aseverar que unos y otros se han “puesto de acuerdo en ponernos de acuerdo”.

A partir de ahí, la ministra ha subrayado que el Gobierno socialista viene agradeciendo la colaboración de Podemos en los últimos 10 meses, en los que han llegado a acuerdos de calado social y han diseñado juntos unos Presupuestos que fueron tumbados en la Cámara Baja propiciando el adelanto electoral.

“Sigue vigente la vocación del presidente del Gobierno para trabajar en solitario” pactando un programa social mediante un “acuerdo muy preferente con Podemos”, ha matizado Celaá, en todo caso.

Preguntada sobre si el rechazo de ERC a hacer senador a Miquel Iceta y el de Cs a apoyar a un Ejecutivo socialista amenazan con imponer una etapa de inestabilidad, la ministra portavoz ha pedido a las fuerzas constitucionalistas que si no quieren que el Gobierno esté apoyado por grupos secesionistas catalanes solo tienen que abstenerse. “Como hizo el PSOE en su momento” para permitir gobernar a Mariano Rajoy, ha reivindicado Celaá, pidiendo a PP y Cs que “hagan un servicio a España” dando estabilidad a un nuevo Ejecutivo que ellos mismos no dudan de que presidirá Sánchez.

En cuanto a la propuesta socialista de hacer presidenta del Congreso de los Diputados a la actual ministra en funciones de Función Pública, Celaá ha avanzado que, con motivo de esta candidatura, su esta cartera será asumida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que dirige Luis Planas, hasta la formación de nuevo Gobierno.

Sobre la designación de Manuel Cruz como aspirante a presidir el Senado, Celaá ha defendido que es una candidatura “seria” y en firme, y que no se volverá a plantear que lo sea Iceta aunque el Tribunal Constitucional resuelva el recurso del PSOE a su favor y permita que sea senador.

Normas