CaixaBank y el 58% de la representación sindical pactan un ERE que afecta a 2.023 empleados

La entidad destinará hasta 890 millones al expediente para ahorrar 190 millones

Fuera del acuerdo queda CC OO que, con el 40,5% de la representación, critica la ampliación de la movilidad a 75 kilómetros

CaixaBank ERE
Gonzalo Gortázar (izquierda) y Jordi Gual, consejero delegado y presidente de CaixaBank.

Justo el último día en el que se cumplía el plazo de las negociaciones de CaixaBank con los sindicatos para acordar las condiciones para la salida de más de 2.000 empleados del banco, una parte de los representantes de la plantilla y la entidad financiera lograron firmar un acuerdo. El banco y la platilla llevaba cuatro meses negociando este ajuste de personal tras anunciar que el banco cerrará más de 821 sucursales.

La dirección de CaixaBank ha pactado así con SECB, UGT, SIB, FEC y CIC, que representan alrededor del 58% de la representación sindical, un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 2.023 empleados (el 7,3% de la plantilla) en toda España que se cubrirá con salidas voluntarias y que tendrá un coste máximo para el banco de 890 millones de euros si se cubre el ERE al 100%. Aunque la entidad también ha comentado que si se cubre las bajas en su totalidad, obtendría un ahorro anual de 190 millones antes de impuestos.

El número de salidas firmado en el acuerdo ayer al mediodía es ligeramente inferior a los 2.157 empleados incluidos en el ERE hasta ese momento. Fuera del acuerdo, que comenzó a configurarse en la madrugada del martes al miércoles, ha quedado CC OO, principal sindicato de CaixaBank, con una representación del 40,5%. Ricard Ruiz, secretario general de CC OO en el banco ha explicado a este que “esta es la primera vez desde hace años que el principal sindicatos de la entidad no firma un acuerdo en el banco”.

El punto conflictivo que ha llevado a Comisiones Obreras a no ratificar este pacto es de la ampliación de los kilómetros fijados en el capítulo de la movilidad geográfica. “Estaba fijado en 25 kilómestros, pero la entidad lo ha extendido a 75 kilómetros y no solo de forma voluntaria, sino también forzosa. Esta medida puede ahora extenderse a otras entidades, pero también, y más importante, es que puede servir para intimidar a un empleado obligándole a hacer horas extras gratis si no quiere ser desplazado 75 kilómetros”, afirma el representante de CC OO. El sindicato no descarta impugnar el acuerdo.

El acuerdo suscrito supone que a las personas nacidas antes de 1961 y hasta 1965 que acepten apuntarse al ERE -el denominado colectivo A-, es decir, quienes tienen 54 o más años, se les abonará el 57% de su salario regulador -el fijo con algunos complementos, sin incluir variables- hasta los 63 años, así como el correspondiente convenio de la Seguridad Social hasta esa edad, y una prima de entre 18.000 euros y 28.000 euros.

A los nacidos entre 1966 y 1967, que tienen 52 o 53 años, se abonará ese mismo porcentaje del salario durante ocho anualidades y se les pagará el convenio especial de la Seguridad Social hasta los 63 años, al tiempo que recibirán una prima de 38.000 euros. Por su parte, los voluntarios incluidos en el colectivo C, es decir, los menores de 52 años que acepten rescindir su relación laboral con CaixaBank, recibirán una indemnización de 45 días por año trabajado con un mínimo de 36 meses y un máximo de 42, así como un prima de entre 13.000 y 23.000 euros.

Este ERE no afecta a las provincias de Barcelona y Teruel, y tampoco a los servicios centrales del banco, porque CaixaBank considera que en estos territorios o áreas no sobra personal. La entidad cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar quiere ajustar plantilla en el resto de España, principalmente en la Comunidad de Madrid, en Andalucía o en la Comunidad Valenciana, las tres comunidades con más excedente de plantilla.

En cuanto a la movilidad geográfica de hasta 75 kilómetros, será inicialmente voluntario. Solo pueden generar movilidad las extinciones producidas en plazas deficitarias, explica la entidad. Las primas para los empleados que acepten está movilidad es de 9.000 euros si se traslada de 26 a 50 kilómetros, y de 18.000 si se excede de los 51 kilómestros. Los traslador forzosos recibirán 7.200 euros en el primer caso y 16.200 euros en el segundo.

Otro aspecto destacado del acuerdo, pero para el cliente, es que el pacto prevé que las oficinas convencionales abrirán 30 minutos más, de lunes a viernes, de 08:15 horas hasta las 14:30 horas, en lugar de hasta las 14:00 horas. No ha prosperado finalmente la propuesta de la dirección de abrir estas oficinas los martes por la tarde, aunque seguirán abriendo los jueves por la tarde de octubre a abril.

El acuerdo implica también que se incrementará el número de oficinas Store y Business Bank hasta las 700, ampliables hasta las 750, que se abrirán progresivamente hasta 2021 en toda España.
CaixaBank prevé que el 60% del ERE se lleve a cabo en el segundo semestre de este año, y que el resto en el segundo semestre de 2020.

Asimismo, se ampliará el servicio digital inTouch para alcanzar los 2.000 gestores especializados en atención remota a los clientes, de forma que se alcancen los 2,6 millones de clientes atendidos por ese sistema en 2021.

En un comunicado, UGT, uno de los sindicatos firmantes, ha destacado que las indemnizaciones pactadas mejoran las del ERE de 2015, y ha añadido que de entrada la dirección de CaixaBank pretendía imponer una movilidad forzosa de personal de hasta 100 kilómetros para cubrir desajustes de plantilla.

Normas