ACS colocará hasta un 70% de su área de renovables con la promesa de un alto ‘pay out’

La constructora presenta hoy a los inversores el plan de cotizar con Zero-E

Planta termosolar de Tonopah, en Nevada (EE UU), una de las intalaciones que figura en la cesta de concesiones de ACS Servicios Industriales.
Planta termosolar de Tonopah, en Nevada (EE UU), una de las intalaciones que figura en la cesta de concesiones de ACS Servicios Industriales.

El negocio de renovables de ACS va a ser colocado hoy en el escaparate en busca de accionistas. El grupo que preside Florentino Pérez, que reconoció el 11 de abril que tanteaba la salida a Bolsa con las concesiones energéticas, celebra en Madrid una reunión con inversores centrada en el área de Servicios Industriales y en la que se espera la puesta de largo de la pretendida OPV.

La nueva filial candidata a cotizar podría tomar el nombre de Zero-E, correspondiente a una de las múltiples sociedades de ACS y con la que el grupo ha realizado recientes movimientos en el registro mercantil. También se prevé que su modelo de negocio sea el de una YieldCo o firma intensiva en dividendos.

Entre las incógnitas por despejar figura el nível de pay out con el que se pretende atraer a los inversores, “probablemente en el entorno del 80%”, cita una fuente del sector energético. En ACS eludieron ayer hacer comentarios al respecto.

Tres ejecutivos de Servicios Industriales preparan la futura ‘yieldco’ de ACS

Con una cesta de activos (en operación y en construcción) formada por parques eólicos, plantas termosolares, fotovoltaicas e hidroeléctricas, líneas de alta tensión e infraestructuras del ciclo del agua, Zero-E acumula 1.900 MW. En los últimos meses ha sido preparada para captar capital por un equipo liderado por Luis Rein, director general de Cobra Concesiones; Bruno Rossi, responsable financiero del negocio internacional de ACS Industrial, y Álvaro Ramos, director de desarrollo de negocio de la filial BowPower. El primero de ellos suena como candidato a dirigir la cotizada.

El plan de la pretendida OPV ha sido supervisado al milímetro por Ángel García Altozano, íntimo colaborador de Florentino Pérez como director general de desarrollo corporativo de ACS y quien ha llegado a formar parte del consejo de Zero-E.

La intención de ACS, asesorada por Natixis, Goldman Sachs y Société Générale, es la venta del 51% del capital, manteniendo el 49% a través de Cobra. Según avanzó ayer La Información, ese nivel de participación se traduciría en un 40% de los derechos políticos, con lo que Cobra estaría supeditada al acuerdo con otros accionistas para asuntos de calado.

Las fuentes consultadas explican que Florentino Pérez y su equipo están abiertos a repetir la jugada ejecutada en 2015 con la salida a Bolsa de Saeta Yield: la entrada de un segundo accionista de referencia, con un paquete del 20%, de forma paralela a la OPV.

Como ya sucedió entonces (ACS traspasó un 24% a GIP y terminó saliendo del capital con la venta a Brookfield), la constructora trata de captar capital y desconsolidar deuda. En el mercado se especula con una valoración de unos 2.000 millones, con lo que la venta del primer 51% superaría los 1.000 millones. ACS quiere buena parte de esos fondos para inyectar capital propio en los parques en construcción: 192 MW eólicos, 1.236 MW en plantas fotovoltaicas, una hidroeléctrica de 20 MW, 4.158 kilómetros en líneas de transmisión, dos desaladoras, una depuradora y un proyecto de riego.

Un candidato de la casa para dirigir la cotizada

Directivo de Cobra. El ingeniero industrial Luis Rein Rojo lleva diez años relacionado con el negocio de la energía, tras iniciar su carrera en Agbar. Fue director general de Cobra Concesiones entre 2009 y 2012, desde la que dio el salto para liderar Isolux Infrastructure durante dos años. Tras este paréntesis volvió con el mismo cargo a la filial industrial de ACS y está al frente de los nuevos proyectos del grupo en el terreno de las renovables.

Diversificación. Además de generar energía limpia con distintas tecnologías, ACS cuenta con presencia con sus plantas y líneas de transmisión en España, México, Uruguay, Brasil, Perú, Chile, EE UU, Sudáfrica, Argelia y Dubai.

Normas