Infraestructuras

Florentino Pérez se compromete a una importante subida en el dividendo de ACS

Resitúa al grupo como operador de energías renovables, con 2.000 MW en operación y construcción

El presidente de ACS, Florentino Pérez, entre el CEO del grupo, Marcelino Fernández Verdes, y el director general Ángel García Altozano, durante la presentación celebrada esta mañana en Madrid.
El presidente de ACS, Florentino Pérez, entre el CEO del grupo, Marcelino Fernández Verdes, y el director general Ángel García Altozano, durante la presentación celebrada esta mañana en Madrid.

Los buenos resultados de ACS en 2018, con un incremento del 14,1% en el beneficio neto atribuible, tendrá respuesta en forma de considerable aumento del dividendo. Así lo ha anunciado esta mañana ante los analistas e inversores el presidente del grupo, Florentino Pérez, quien ha eludido comprometer cifra alguna: "Es muy probable que estemos por encima del 50% o 55% [de pay out], como algunas de nuestras filiales, pero la decisión se tomará en el consejo de marzo", ha subrayado durante su presentación.

ACS premia a sus accionistas con un pay out cercano al 44%. Con cargo al resultado de 2016 totalizó un dividendo de 1,196 euros por título; hubo mejora sobre el beneficio de 2017, con una retribución de 1,385 euros, y respecto al ejercicio 2018, la compañía ha entregado un primer dividendo a cuenta de 0,450 euros por acción, que será complementado con la cifra creciente que se anuncie en marzo.

La decisión de elevar el reparto de beneficios se apoya tanto en los 915 millones cosechados el año pasado como en las buenas expectativas para el presente 2019. Pérez ha anticipado en la conferencia que espera un beneficio creciente en más del 10%, superándose la cota de los 1.000 millones de euros, tan y como informa hoy Cinco Días.

El presidente de ACS ha aprovechado su comparecencia para resituar a su empresa como operador relevante en el mercado de las renovables y líneas de transmisión. La cesta de activos en este campo está integrada por 2.000 MW bien en producción o aún en construcción. La aportación de ACS es de 1.600 millones, de los que 800 millones han sido ya desembolsados. De los 2.000 MW, 1.235 responden a plantas fotovoltaicas en España.

Al margen de estos activos, la compañía tiene nueva promoción a medio y largo plazo por otros 10.800 MW, de los que 7.700 MW son fotovoltaicos, otro paquete de 2.900 MW generarán energía eólica y los 200 MW restantes responden a plantas termosolares.

Respecto a este negocio creciente, Florentino Pérez ha explicado un importante giro estratégico: "Antes entrábamos en concesiones de infraestructuras y las vendíamos, pero con Abertis tenemos ahora la voluntad de expotarlas. Y en renovables vamos a hacer algo parecido".

ACS ya fue un importante promotor y operador de energías alternativas, negocio en el que desinvirtió para recortar deuda a través de la venta directa de una importante porción de la cesta de activos y con la OPV de Saeta Yield.

Normas