La gran banca aumenta su cuota en fondos y ya controla el 66% del sector

Los seis grandes controlan 169.000 millones de euros de patrimonio

La gran banca aumenta su cuota en fondos y ya controla el 66% del sector pulsa en la foto

La banca controla el negocio de venta de fondos de inversión con mano de hierro. Las seis mayores entidades financieras españolas (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter) tienen una cuota del 65,6% en este negocio. En 2013 ese porcentaje era del 57,9%.

La bancarización de la inversión en España es sistémica. Desde que surgió el vehículo, hace 25 años, la distribución de fondos de inversión ha corrido a cargo de las entidades financieras. Solo una pequeña parte de las instituciones de inversión colectiva está en manos de agentes que no sean bancos españoles (fundamentalmente, gestoras extranjeras, aseguradoras y alguna firma independiente).

Con el proceso de consolidación bancaria la cuota de mercado se ha ido ampliando. BBVA compró Unnim y Catalunya Caixa, y se quedó con su negocio de gestión de activos; CaixaBank absorbió Banco de Valencia; Banco Sabadell se quedó con Caja Mediterráneo y Bankia se fusionó el año pasado con BMN. Poco a poco, el número de bancos se reduce, cae el número de sucursales... pero el dinero gestionado por la banca en fondos de inversión no para de crecer.

Cuatro tipos de gestoras

  • Bancarias. Son propiedad de una entidad financiera. Venden sus fondos casi en exclusiva entre los clientes del banco.
  • Aseguradoras. Mutua Madrileña, Mapfre y Santalucía se van haciendo un hueco en el negocio de la gestión de activos, pero aún tienen una cuota de mercado muy pequeña.
  • Extranjeras. Han sido las que más han crecido en los últimos años. Nombres como BlackRock, Fidelity, Pictet, Amundi, Natixis o Robeco han hecho mucho negocio en España gracias a la venta en banca privada y con el formato de fondos de fondos.
  • Independientes. Muy pocas gestoras españolas que no son propiedad de un gran grupo financiero, pese a que normalmente las independientes obtienen mejores resultados. Firmas como Bestinver, Cobas AM, azValor, Magallanes, Abante Asesores Gesconsult o atl Capital van ganando protagonismo, pero tienen dificultades para llegar al cliente final.

“El sector de la gestión de activos ha funcionado, en la práctica, como un oligopolio. Los bancos son quienes tratan con el cliente y le colocan cualquier fondo, aunque no sea el idóneo y tenga comisiones caras”, explica Martín Huete, que trabajó como director de inversiones de Caja España, para después liderar varios proyectos de tecnología financiera. “El cliente, aunque puede cambiar de entidad, no lo hace porque sufre una especie de síndrome de Estocolmo”.

Durante los últimos cuatro años, CaixaBank AM ha liderado el mercado de fondos de inversión, hasta rozar los 44.000 millones de euros de activos bajo gestión. Ahora, con la inminente absorción de los fondos de Popular por parte de Santander AM, el banco presidido por Ana Botín recuperará el liderato.

En total, las seis grandes entidades financieras españolas administraban al cierre de 2018 algo más de 169.000 millones de euros en fondos de inversión, según datos de Inverco, la asociación sectorial. Con la revalorización de la Bolsa de los primeros meses de año esa cifra llegará ya a los 175.000 millones de euros.

“El gran poder de la banca en la venta de fondos tiene consecuencias negativas para los inversores. Este modelo hace que las entidades cobren más comisiones por vender el producto que por gestionarlo, lo que no tiene sentido”, apunta Unai Ansejo, consejero delegado de Indexa Capital, una firma de asesoramiento automatizado.


Nueva regulación

La normativa europea sobre mercados financieros (Mifid 2), que entró en vigor en España el año pasado, ha limitado la posibilidad de que los bancos cobren altas comisiones simplemente por vender fondos. Sin embargo, las entidades financieras están virando su oferta hacia fondos de fondos y gestión discrecional de carteras para mantener sus niveles de ingresos de comisiones.

Los ingresos por la venta de productos financieros (fondos, planes de pensiones y seguros) se ha convertido en crucial para el sector bancario, que lleva años sufriendo caídas de márgenes por los tipos cero. En España hay 120 gestoras. En conjunto, generan unas comisiones de más de 2.500 millones de euros, que se quedan en muy pocas manos.

Normas