Asia protagoniza las estrategias de inversión en 2019

China, principal apuesta en Bolsa aunque Latinoamérica aún ofrece ganancias atractivas

Bombay, una de las principales plazas financieras.
Bombay, una de las principales plazas financieras.

“Toda cartera que esté invertida en Bolsa debería mantener cierta exposición a mercados emergentes, dependiendo del perfil de riesgo de cada uno, ya que en ellos se concentra más de la mitad de la población global y son el principal motor de crecimiento en el mundo. No olvidemos que China es la segunda economía más grande, solo por detrás de EE UU, y de mantenerse el ritmo de crecimiento actual, no tardará en ser la primera”. Así de rotundos se muestran en CaixaBank AM.

También, en opinión de Javier Muñoz Neira, socio responsable de asset management de KPMG en España, China sin duda es “el país en el que se concentra mayor oportunidad para los gestores. Véase como botón de muestra el One Belt, One Road, proyecto de infraestructuras de 900.000 millones de dólares. India también, si se reducen las barreras de acceso, hoy más duras que las chinas; Indonesia y Brasil, si se confirma el apetito inversor aparecido en los últimos meses. La diversificación entre países puede ser una buena recomendación”.

Bajo el punto de vista de Ramón Cirach, gestor de carteras de Arquia Gestión, “se está gestando un traspaso de poder económico desde las tradicionales economías desarrolladas occidentales hacia las economías emergentes”. Entre los factores que están incidiendo en ese proceso, “el menor apalancamiento, la mejor situación demográfica, con un mayor porcentaje de gente joven dispuesta a invertir y a consumir, así como un mayor liberalismo económico con menor carga fiscal, que está permitiendo un mayor crecimiento y desarrollo económico”. A nivel geográfico prefieren Asia y, en concreto, les parece especialmente atractiva la inversión en renta variable china.

Todo ello lleva a recomendar al experto de Arquia sobreponderar mercados emergentes y construir carteras más globales, disminuyendo el sesgo generalizado a mercados locales y rotando las carteras hacia un sesgo global.

Exposición desde España

Sin embargo, ni los pequeños inversores ni las gestoras españolas acaban de atreverse con estos mercados. El responsable de asset management de KPMG en España calcula, de hecho, que la exposición actual de los fondos españoles a mercados emergentes debe estar en torno al 4% o 5% del total de inversiones. “Considerando volumen de mercados y demografía, este porcentaje debería ser del 15% o hasta el 30%. Hay recorrido”, afirma.

No son de la misma opinión los expertos de CaixaBank AM, ya que creen que los mercados emergentes “están tomando cada vez más protagonismo, y lo que hace unos año estaba reservado para clientes más sofisticados, a día de hoy forma parte de la cultura inversora general”.

Desde Kutxabank explican que su forma de obtener exposición a los mercados bursátiles es a través de un fondo de fondos, “donde lo que buscamos es una combinación de vehículos elegidos por métodos cualitativos y cuantitativos, mezclando vocaciones regionales con fondos globales y estilos de gestión”. Opinan que este tipo de estrategias son idóneas para el cliente particular, “pero siempre entendido dentro de una gestión global diversificada, y como una parte de un todo”.

También CaixaBank Bolsa Selección Emergentes invierte en otros fondos. Cuenta con una dilatada historia “y se caracteriza por la baja rotación de sus posiciones, alineándose con la perspectiva de largo plazo, por la que suelen abogar las gestoras internacionales a la hora de invertir en emergentes”.

De hecho, desde hace más de tres años, apuestan por el JPM Emerging Markets Equity, Fidelity Emerging Markets Equity y, más recientemente, por UBS Emerging Markets Opportunities. “Esta apuesta, más vinculada al estilo crecimiento, la suavizamos mediante la inversión en fondos sin sesgo de estilo, caracterizados por controlar los riesgos diferenciales, como es el fondo de Schroders Global Emerging Markets o gestionados bajo procesos cuantitativos de última generación, como Goldman Sachs Emerging CORE”

Como consecuencia de estas posiciones, fuentes de CaixaBank AM afirman que, “en términos generales, los gestores activos encuentran mucho valor en Asia, por factores demográficos, de riqueza, urbanización y crecimiento de las clases medias. Apuestan principalmente por China e India, y es en la región donde más esfuerzo están haciendo, incrementando sus equipos de análisis, especialmente para el mercado local chino”.

Más allá de Asia, tienen un perfil global y aprovechan las oportunidades que encuentran a lo largo de todo el globo, desde China hasta Brasil, pasando por Rusia y África, entre otros. Por sectores, mantienen importante exposición en acciones financieras, tecnológicas y de consumo discrecional.

En Latinoamérica

Asia parece que gana por goleada entre las preferencias de las principales gestoras con apuestas en este tipo de mercados. Sin embargo, no hay que olvidarse de Latinoamérica.
Renta 4 Latinoamérica, uno de los fondos españoles clásicos en esta categoría y que gana un 35% a cinco años, tiene el 43,9% de la cartera en Brasil y el 32,3% en México, mientras que Colombia ocupa la tercera posición, con un peso del 14,7%. De hecho, en cuanto al medio plazo, Alejandro Varela, gestor de este vehículo, cree que “explorar oportunidades en Chile, Colombia y Perú va a aportar mucho valor a la cartera de nuestro fondo en los próximos años”.

Hay grandes valores que casi siempre están presentes en mayor o menor medida en la cartera, por ejemplo, Fomento Económico Mexicano, Petrobras, Banco Bradesco, Banorte, Vale, Alfa, Cemig o Volcan Minera. “Sin embargo”, advierte el gestor del fondo, “esto no está grabado en piedra, y alguno de estos valores puede salir de cartera en cualquier momento, si consideramos que en alguna de esta compañías su negocio no va a tener una buena evolución futura”.

Asimismo, hay que tener en cuenta otras regiones cuyo atractivo es de­sigual según el observador. El último informe del servicio de estudios de Bankia sobre estas regiones señala que “los mercados de renta variable de las economías emergentes han frenado su racha positiva”, y argumentan que el índice bursátil agregado en dólares MSCI Emergente ha perdido un 1,4% en el último mes, frente a las ganancias del 0,5% de las economías desarrolladas. Dentro de las Bolsas emergentes, el mejor comportamiento regional se observa en Europa (1,9%, en el MSCI regional), gracias al empuje de Rusia, que contrasta con la fuerte caída de Latinoamérica (4,5%), que sufre descensos muy generalizadas por países.

El balance de Asia es levemente negativo (0,6%), dado que la fuerte revalorización en India se ha visto compensada por una corrección en China, reflexionan.

Otras grandes, como las gestoras de Santander, BBVA o Sabadell, cuentan con fondos de estas características bien posicionados en rentabilidad, caso del Santander Selección RV Emergentes, BBVA Bolsa Emergentes MF o el Sabadell Emergente Mixto Flexible.

La visión de los expertos

Filtro de sostenibilidad. Tomás Murillo, director comercial internacional de DPAM, asegura que en la casa “la estrategia de deuda de mercados emergentes existe desde hace seis años y ha atraído la atención de muchos inversores debido a la combinación única del filtro de sostenibilidad que excluye países no democráticos y regímenes autoritarios con una selección de crédito sólida. En este contexto de tipos bajos a nivel mundial, sobre todo en Europa, el inversor va buscando yield y en deuda emergente lo encuentra”, asegura antes de señalar que, “precisamente por eso, el DPAM L Bonds Emerging Markets Sustainable es el fondo de la gestora que más ha crecido en los últimos años y actualmente cuenta con más de 1.600 millones de activos bajo gestión”.

Positivos. En opinión de los responsables de Columbia Threadneedle, estos mercados han empezado el año con fuerza respaldados por la reducción de los riesgos macroeconómicos dada la postura moderada de la Reserva Federal de EE UU, la mayor probabilidad de un acuerdo comercial entre los EE UU y China y los estímulos concretos de los responsables políticos chinos. Asimismo, creen que los datos fundamentales de los mercados emergentes siguen siendo relativamente sólidos, los balances de los países han sido más positivos de lo esperado y los déficits fiscales, en general, se mantienen en buena forma. La gestora cuenta como principal vehículo de inversión en estas regiones con el Global Emerging Markets Equities.

Por países. Los expertos de Fidelity afirman que China sigue en el punto de mira “pese a la ralentización de su consumo, pues el Gobierno ha tomado medidas como bajadas de impuestos para relanzar la economía (y mientras tanto, estaremos atentos al posible desenlace en su guerra comercial con EE UU). Otros países en los que estamos positivos son Rusia, India y Sudáfrica (aunque habrá que monitorizar de cerca el resultado de las próximas elecciones en ambos países), Corea del Sur y Taiwán”.

Mejores perspectivas. Cabe mencionar que Mathieu Racheter, analista de investigación de estrategia en mercados emergentes de Julius Baer, acaba de subir la recomendación para la renta variable emergente, principalmente por su visión alcista de Asia, tras las recientes mejoras experimentadas por China e India.

Normas