_
_
_
_
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Automatización y excelencia, ¿enemigos del empleo?

A la vez que aumenta la demanda de tecnología, también lo hará la necesidad de personas con conocimientos especializados para adaptar, construir y gestionar los sistemas

CINCO DÍAS

Hace unos días la OCDE publicó el informe How’s Life in the Digital Age? Opportunities and Risks of the Digital Transformation for People’s Well-being, en el que analizaban cómo afecta la digitalización al modelo de vida y el día a día de la sociedad.

En el caso de nuestro país, el organismo de cooperación económica subraya, entre otros aspectos, cómo la proporción de empleos que se pueden perder a causa de la automatización es superior al promedio de los Estados de la Unión Europea.

La automatización es una clara consecuencia de la evolución, digitalización y robotización de los diferentes procesos, tanto industriales como administrativos. Como consecuencia, el 52% de los empleos en España podrán desaparecer, frente al 46% de media en la OCDE, y el 22% lo hará con mucha probabilidad.

Ante este tipo de mensajes, la mayor parte de personas tienden a pensar que nos espera un futuro complicado donde trabajar puede ser un bien preciado. Sin embargo, si bien es cierto que algunos tipos de empleos desaparecerán debido a la automatización, eso no significa que vaya a faltar trabajo.

Más bien al contrario. A la vez que aumenta la demanda de tecnología, también lo hará la necesidad de personas con conocimientos especializados para adaptar, construir, gestionar y mantener los sistemas.

Al igual que ocurre con la excelencia y la optimización de procesos, existe una clara correlación positiva entre automatización o mejora de procesos, y número de trabajadores. Existen múltiples estudios que demuestran que las empresas que más mejoran son aquellas que más aumentan su número de trabajadores.

Puede parecer una paradoja, pero lo cierto es que, en la práctica mayoría de los casos, los aumentos de eficiencia conllevan aumentos superiores en el volumen de venta, lo que al final significa creación efectiva de puestos de trabajo

El concepto de automatización y excelencia empresarial no debería generar incertidumbre y preocupación, sino optimismo. El factor humano siempre ha sido, es y será algo indispensable, si cabe aún más determinante cuanto mayor sea la cualificación de los trabajos a realizar por las personas.

Borja iglesias es operations Manager de Kaizen Institute

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_