BBVA se une a la demanda colectiva contra Wells Fargo

Su gestora de fondos reclama a la entidad de EE UU por el escándalo de las cuentas falsas

Sede de BBVA.
Sede de BBVA.

La gestora de fondos de BBVA, BBVA Asset Management, ha decidido unirse contra Wells Fargo en la demanda colectiva que arrastra la entidad estadounidense desde hace dos años y medio por el escándalo de las cuentas falsas creadas por sus empleados, según comunicó ayer a la CNMV.

Los problemas contra Wells Fargo estallaron en septiembre de 2016, cuando se descubrió que los trabajadores de la entidad, la tercera por activos en EE UU, habían creado millones de cuentas falsas sin el consentimiento de los clientes para elevar sus salarios, además de transferir fondos de manera ilegal a cuentas no autorizadas. El propio banco estimó que se crearon unos 3,5 millones de cuentas falsas entre 2009 y 2016. Por si fuera poco, el año pasado el banco fue sancionado con 1.000 millones de dólares (814,2 millones de euros) por aplicar comisiones injustas en sus créditos para la compra de una vivienda. 

BBVA Asset Management detalló ayer que se adhiere a la reclamación colectiva por “el fraude cometido alterando sus resultados económicos a través de un esquema comercial en el cual se abrieron millones de cuentas de depósitos y tarjetas de créditos a nombre de clientes sin su conocimiento ni consentimiento”.

Según la gestora de fondos, Wells Fargo “también incentivaba a sus empleados a colocar a los clientes productos que no demandaban ni necesitaban, así como proporcionar gratificaciones por la apertura de cuentas o tarjetas de crédito sin el consentimiento de estos”.

Por ello, ha decidido unirse a la demanda colectiva en nombre de diez de las Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) que gestiona –fondos de inversión y sicavs– que se vieron afectadas: BBVA Bolsa USA (Cubierto), BBVA Bolsa USA, BBVA Bolsa Desarrollo Sostenible, Rafra 2.000, Amarvi de Inversiones, Masvoltes, Antoka de Patrimonios, Inverpamobe, BBVA Mejores Ideas y BBVA Bolsa Indice USA. Todas ellas, poseían acciones de Wells Fargo. De hecho, BBVA Bolsa USA (Cubierto) mantenía acciones por valor de 14.333 dólares, con un peso en su cartera del 3,37% a cierre de 2016.

Fuentes de la gestora aseguraron que la decisión de unirse a la demanda forma parte de la operativa habitual del banco. Así, apuntaron que cuando BBVA AM tiene conocimiento de cualquier class action, las “valoramos y procedemos en el mejor interés de los partícipes o accionistas de las Instituciones de Inversión Colectiva que gestionamos. En este caso, decidiendo acudir a la misma”.

Dimisión del CEO

John Stumpf. Cuando estalló el escándalo de las cuentas falsas la entidad estadounidense estaba dirigida por John Stumpf, que debido a la presión dimitió un mes después, en octubre de 2016.

Tim Sloan. Tras la dimisión de Stumpf,Tim Sloan se hizo cargo de la entidad hasta la actualidad, aunque recientemente anunció que se retira. El ya exconsejero delegado de Wells Fargo había estado presionado por tanto por el Congreso de los EE UU como por el regulador bancario Fed.

La gestora de activos informó ayer, además, que ya ha contratado a una entidad “con dilatada experiencia internacional” en la gestión de procedimientos de reclamación colectiva ante organismos judiciales extranjeros, aunque no detalló el nombre de la sociedad y tampoco el importe de las posibles reclamaciones.

BBVA Asset Management sí que anunció que los gastos derivados del proceso se imputarán a las ICC afectadas “exclusivamente como comisión de éxito” en función de la cantidad de dinero que recupere. La compañía contratada para prestar sus servicios jurídicos no percibirá ninguna remuneración fija inicial por la tramitación del proceso y la totalidad del eventual importe neto recuperado “será abonado en las cuentas de las Instituciones de Inversión de Crédito”.

Normas