Inditex asegura que sus trabajadoras cobran un 0,8% más que los hombres

El grupo pagó un salario medio en 2018 de 20.996 euros a su plantilla

Inditex asegura que sus trabajadoras cobran un 0,8% más que los hombres

Inditex muestra una brecha salarial del 0,8% a favor de sus trabajadoras. Así lo refleja la compañía textil en su informe financiero anual, publicado este viernes, en el que, entre otras cifras sobre su actividad, da detalles sobre las condiciones de trabajo de los casi 175.000 trabajadores que componían su plantilla a cierre del ejercicio 2018.

Entre ellos, el dato de brecha salarial. El grupo textil asevera en su informe que “en salario total, las mujeres cobran un 0,8% más que los hombres”. Para llegar a este dato, la compañía toma la mediana de los salarios de cada uno de sus mercados, y los pondera con el peso de cada área de actividad, como tiendas, oficinas centrales, centros logísticos y fábricas. Hecho esto, vuelve a ponderar el dato con el peso de cada mercado respecto al total de los empleados del grupo, con el que obtiene el dato final, que considera el “más representativo en términos metodológicos”.
En España, por ejemplo, la brecha salarial favorable a las trabajadoras es del 1%, muy por encima de lo que sucede en América, Asia y el resto de Europa, donde es del 0,2%.

El grupo también indica que el salario medio de sus trabajadoras es de 19.935 euros, por 23.556 euros de los hombres. Datos que difieren, a priori, de la cifra de brecha salarial. Inditex explica la diferencia de sueldos medios por el hecho de que hay una mayor proporción de mujeres en un “importante número de mercados” en los que, al convertir su sueldo de moneda, se obtiene en euros una cifra más baja que desvirtúa la media.

Por ello, la textil cree que su cálculo de brecha salarial es más transparente, ya que “permite aislar el impacto de las diferentes monedas locales, la evolución del tipo de cambio y la distribución geográfica de la plantilla”.

El 75% de su plantilla está compuesta por mujeres y, en torno al 60% del total de la misma tiene menos de 30 años. El salario medio anual de los trabajadores por debajo de esa edad es de 15.350 euros, cifra que se eleva a 20.996 en la media de todos los mercados y todas las edades. Pablo Isla, presidente de la compañía, tuvo una retribución en 2018 de casi 9,5 millones de euros, un 450% más que el salario medio del grupo. Mientras, el sueldo de los directivos es de 47.804 de media, por los 18.480 encuadrados en la categoría de “especialistas”, en su mayor parte el personal de tienda.

Según los datos del informe financiero, el 49% de los empleados tienen contratos a tiempo parcial, una modalidad más extendida entre las trabajadoras. El 53% de las mismas tienen este contrato, por un 43% los hombres.

Por áreas geográficas, el 27% de su plantilla mundial está en España, casi 48.000 trabajadores, cuatro veces más que China, el segundo país con más plantilla del grupo. Rusia es el tercero, con algo más de 10.000. Inditex también revela las horas de absentismo por incapacidad temporal registradas en 2018, que alcanzaron los 9,1 millones.

Tempe ganó 113 millones, un 40% más y un récord


Calzado. La filial de calzado del grupo Inditex, Tempe, cerró el ejercicio 2018 con un beneficio neto de 113 millones de euros, una mejora de casi el 40% respecto a los datos del ejercicio anterior y una cifra récord en su trayectoria. Sus ventas también mejoraron, pero en menor proporción. Estas alcanzaron los 1.317 millones de euros, un 5% más, siendo la primera vez que esta filial supera la barrera de los 1.300 millones de euros. Su margen bruto se elevó a 354 millones de euros, una mejoría del 23% respecto al año pasado, y supone el 26,8% de las ventas.

Normas