Construcción

FCC cierra el ajuste y recupera el dividendo; repartirá hasta 151 millones

El consejo propondrá a la junta una remuneración flexible equivalente a 0,4 euros por acción

Carlos Slim, accionista de control de FCC.
Carlos Slim, accionista de control de FCC.

El magnate mexicano Carlos Slim ha abierto el grifo de los dividendos en FCC, que permanecía cerrado desde 2013. El consejo llevará a la junta de accionistas la propuesta de una remuneración flexible, por primera vez en la historia de la compañía, que se ejecutará a través de acciones de nueva emisión o en efectivo.

El pago equivale a 0,4 euros por título con cargo al resultado de 2018. Cabe recordar la promesa del propietario de la compañía, en agosto del año pasado, de instaurar un dividendo "estable e incluso creciente" para el que no habría "vuelta atrás".

El programa contempla un desembolso máximo de 151,5 millones de euros, según se decidió en la reunión del órgano de decisión celebrada el pasado día 21. FCC elude por el momento poner fecha a esta retribución, que supone la vuelta a la normalidad de una de las mayores constructoras cotizadas del país.

En su nota al regulador, admite que el esperado reparto de dividendos estaba sujeto "a ciertas condiciones, las cuales se han cumplido en el día de hoy". Una de las exigencias era que la deuda quedara por debajo de un múltiplo de ebitda de cuatro veces. En concreto, el endeudamiento neto se situó a 31 de diciembre de 2018 en 3,2 veces la cifra de ebitda.

Hasta ahora, la libre disposición del beneficio de FCC ha estado restringida por compromisos con la banca acreedora. El propio Slim avanzó el pasado verano, en el marco de la presentación del plan estratégico, que la empresa estaba estabilizada y preparada para volver a retribuir a sus accionistas. Todo dependería de las necesidades de inversión.

Los resultados al cierre de 2018 reflejaron un resultado neto atribuible de 251,6 millones de euros, lo que supone un incremento de 113,2% respecto al ejercicio 2017. El ebitda, por su parte, creció un 5,6% respecto al del ejercicio anterior. FCC también elevó su cifra de negocios un 3,2%, hasta los 5.989,8 millones de euros.

La venta de un 49% de Aqualia en el mes de septiembre, por 1.024 millones de euros al fondo australiano FMI, sirvió para rebajar la carga financiera de la empresa, apoyada también por su mejor desempeño operativo.

Carlos Slim controla el capital, y su gente manda en el día a día de FCC, un 61,3%. Pero un acuerdo de ejercicio concertado con Esther Koplowitz (20% del capital) hace que la participación suba al 81,3% de los derechos. En función de estas participaciones, el ingeniero ingresará unos 93 millones, queda ver si opta por las acciones o por el efectivo, mientras Koplowitz se hará con unos 32 millones de euros.

Normas